Un tanque con pirañas revoluciona el Museo de Historia de Lugo

La obra viva «Caos, mercado e voracidade» se exhibe en el MIHL hasta el 15 de febrero

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Jesús Otero-Yglesias, detrás del tanque, explica el significado de su pieza experimental. Pradero

Un gran acuario lleno de pirañas es la pieza central de la obra Caos, mercado e voracidade, del artista Jesús Otero-Yglesias, que recrea la ferocidad de los mercados. Se trata de una obra de arte viva con la que el recién estrenado Museo Interactivo de Historia de Lugo (MIHL) se mete de lleno en la experimentación del arte actual. La pieza forma parte de la exposición A obra elixida, en la que participan 16 artistas gallegos, y que estará abierta hasta el 15 de febrero.

Caos, mercado e voracidade está formada por un gran acuario, vacío al inicio de la exposición y actualmente lleno de pirañas. Los animales crecen cada día más gracias a la carne de cordero con la que se les alimenta, y que está depositada en una mesa «de sacrificio» situada al lado de la singular pieza. Las pirañas, según su autor, emulan al sistema neoliberal y el cordero a los ciudadanos. En el hábitat de los peces se encuentran también otros elementos simbólicos, como limusinas, monedas o una botella de licor.

Un trabajo conjunto

Además del sentido metafórico, la obra tiene otro valor: el de alejarse del arte convencional. «Esta é unha peza experimental e escápase da obra fixa, desa figura de bronce que vive máis que os propios autores. Esta é unha obra viva, con animais vivos, e suxeita aos acontecementos que poidan pasar», sostiene el autor. La pieza nació de un trabajo conjunto entre Jesús Otero-Yglesias -que actualizó para ello otra obra suya, Desprazamentos e condensacións-, y la asociación cultural Arte en Tránsito.

La creación seguirá su camino una vez termine la exposición del MIHL. Esta instalación artística experimentará entonces otra transformación, pero esta vez en un nuevo lugar: la Unidade de Humanización del Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA). Además, llegarán amables peces y desaparecerán las pirañas. ¿Cómo? Otero-Yglesias ha preparado para ellas otro ritual devorador.

El MIHL puede visitarse de martes a domingo de 17.00 a 21.00 horas, aunque permanecerá cerrado los próximos días 1, 5 y 6 de enero.

Más información