«Matalobos» gana por tercera vez el premio de mejor serie

«Doentes» vence en unos Mestre Mateo que recordaron la crisis del sector

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
EDUARDO PEREZ
EDUARDO PEREZ

Doentes, la historia que en su día imaginó Roberto Vidal Bolaño sobre dos personajes escapando por Compostela, protagonizó en su formato de cine la noche de los Mestre Mateo al conseguir cinco premios, entre ellos el de mejor película y mejor actor. Matalobos fue elegida mejor serie por tercera vez y obtuvo cuatro galardones. La película de animación Arrugas consiguió cinco estatuíllas.

¿Quien dijo crisis? La gala de los premios Mestre Mateo ofreció un sinfín de soluciones para el «estancamiento» del sector en Galicia. Convertir a Galicia en plató para las grandes producciones de Hollywood, aligerar los repartos de las grandes superproducciones y, sobre todo, buscar dinero en la misma medida en que hay talento.

La música asumió una gran parte del protagonismo de una ceremonia que se dejó seducir por los grandes números musicales del cine internacional tuneados, para que se recuerde que el sector no vive sus mejores perspectivas económicas de Oliver Twist a Luís Tosar cantando «se eu fose rico».

Antonio Mourelos, presidente de la Academia do Audiovisual, pidió en su intervención «facer un pequeno balanzo do recorrido polo sector e hai qunce anos ninguén podería nin soñar co conseguido». Mourelos instó a que «non se perda o conseguido» y animó a todos los profesionales a unirse: «Somos tres mil profesionais e a nosa forza é facernos escoitar». El presidente aseguró que ya no es «momento de seguir recordando todo o que levamos feito» porque «quen o ten que saber xa o sabe e se non fai nada é porque non quere ou non lle deixan». Mourelos recordó en su intervención institucional que a «cultura importa para unha sociedade libre» y reclamó una televisión «pública, nosa e de todos». Mourelos señaló que era el momento de «recuperar o perdido nestes últimos anos».

La gala insistió en esa idea de la realidad de los recortes hasta el punto de que la presentadora, María Castro, bajó hasta el patio de butacas para regalarle al conselleiro de Cultura e Educación una tijeras «feitas en Alemania». Dolores Ben, premio de honor, apuntó en su agradecimiento que es «unha mágoa que despois de tantos esforzos o audiovisual galego quedase en pequeniño».

Saber más...