Barlow llegó, vio y venció con el Obradoiro

Horas después de recibir la oferta santiaguesa ya estaba en el aeropuerto


Santiago / La Voz

David Barlow todavía no ha sumado sus primeros minutos con el Obradoiro Rio Natura Monbus, pero sí que formó parte de la convocatoria del equipo que doblegó el sábado al Real Madrid. Por tanto, puede decir aquello de que llegó, vio y venció. Podría añadir que todo fue a uña de caballo, sin apenas margen de tiempo, tal y como él mismo explicó en el acto de presentación. Ni siquiera habló con Maric antes de firmar. Pasada la medianoche del martes al miércoles le llegó un mensaje de su agente con la oferta trasladada desde Sar. Tuvo tan claro que quería volver a la Liga Endesa que dio el sí. De inmediato, él y su esposa hicieron las maletas, a primera hora se fueron al aeropuerto y emprendieron viaje para estar el jueves en Santiago. De haberlo requerido Moncho Fernández, ya hubiese podido echar una mano el sábado. Pero todo salió tan redondo que no fue necesario precipitar su estreno.

En cualquier caso, el pívot australiano no olvidará ese primer contacto con el Multiusos de Sar y su nueva afición: «He traído un poquito de suerte. Me emocioné mucho con la calidad del partido y con la canción antes del inicio del partido. De verdad que emociona ver a todos juntos, te da mucha fuerza».

Barlow espera aprovechar las dos semanas que tiene por delante antes del próximo encuentro, en Badalona ante el Joventut, para acoplarse bien al equipo. Su principal propósito es «ayudar» y subraya que tanto puede desenvolverse en la demarcación de cuatro como en la de tres.

Su primera impresión sobre el ambiente fue positiva, y también respecto al colectivo: «Vi un equipo que juega junto, muy competitivo, que sigue las reglas de los entrenadores». Lo que quiere es que siga esa dinámica y formar parte de ella.

Votación
10 votos
Etiquetas
Obradoiro Moncho Fernández Baloncesto
Comentarios