Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El Obradoiro solo cedió ante el Barça en los compases finales

Remontó tras un flojo arranque y se puso por delante, pero se atascó en el tramo decisivo

Santiago / La Voz, 01 de febrero de 2016. Actualizado a las 15:50 h. 5

0
0
0
0

Hay victorias que dejan un rastro sospechoso, como la conseguida ante el Andorra, aunque fuese muy celebrada por emocionante. Hay derrotas, como la sufrida ante el Barça (62-69), que no suman en la clasificación pero sí en la evolución, porque se volvió a ver un Obradoiro consistente, mejorado, y una afición entregada. Y hay una coincidencia en un caso y otro. En los detalles arbitrales, en Sar suele salir cruz. El equipo peleó hasta la extenuación, pero no estuvo fino en los últimos ataques y se encontró en la zona catalana con un terreno minado en el que se esfumaron las personales. 

En la primera parte ya se vieron apuntes distintos a los de jornadas precedentes. Moncho Fernández, que suele dejar el grueso de las rotaciones para el segundo cuarto, las adelantó y las multiplicó. Del cinco inicial solo Bendzius completó diez minutos seguidos en la cancha. Y en el segundo acto juntó en pista a Alec Brown y Angelo Caloiaro, que buscaron el poste bajo con más determinación.

El primer cuarto resultó un tanto extraño. El Obradoiro no terminó de cogerle el truco a la contienda, demasiado atascado ante un Barça que defendió con fuerza y atacó con cabeza, buscando tiros cómodos cerca del aro para hacer valer su superioridad física y golpeando a borbotones con los triples. En un escenario poco favorable, los locales consiguieron cerrar ese acto solo seis abajo, 12-18. 

El siguiente empezó con mala pinta, pese al robo y bandeja de Pozas ante Pau Ribas. Los tres primeros ataques catalanes reportaron nueve puntos, fruto de dos triples y un dos más uno. Lo peor es que dos de esas acciones llegaron tras rebote ofensivo.

Pero Sar era el de los días de fe y prendió la mecha que le valió al equipo para engancharse al partido. Como siempre, desde una mejor actividad defensiva. Y con Pepe Pozas descifrando bien el juego de ataque, seleccionando con criterio los puntos débiles de la defensa azulgrana.

Para ver que el Barça no estaba cómodo no había más que reparar en las protestas al árbitro desde el banquillo y por parte de Navarro. Así, a tirones, poco a a poco, el Obradoiro fue recortando distancias y llegó al tiempo intermedio con una desventaja de dos puntos, 37-39, con solo tres triples intentados de los que uno acabó en el aro.

Los mejores minutos locales

El tercer cuarto fue el de la ilusión. El equipo santiagués recuperó su mejor tono defensivo, apretó mucho y bien sobre las líneas de pase, no consintió tiros cómodos y cerró el rebote con energía. Le costaba anotar, pero tenía al Barça maniatado. Y un par de triples de Alec Brown y McGrath pusieron la máxima diferencia: 48-42. Faltó poco para que entrase un tercero, de un esta vez desdibujado Waczynski. 

El Barça no se descompuso y encaró el último acto cuatro abajo: 50-46. Endureció su defensa y tardó poco en ponerse por delante, con un par de triples seguidos de Doellman y Navarro. 

Moncho Fernández cambió de timonel al ver que McGrath alargaba las posesiones pero no encontraba soluciones. Y con Pozas parecía que el equipo volvía a coger velocidad. Sin embargo, se atascó en los últimos minutos, en los que los árbitros sacaron el inhibidor de frecuencia para los contactos bajo el aro catalán. En cualquier caso, el Obra dejó de encontrar posiciones de tiro y el Barça optó por buscar a Samuels en el poste bajo para coger la delantera. Después apuntillaron Doellman y Pau Ribas.

Obradoiro 62: McGrath (8), Haws (2), Bendzius (2), Caloiaro (9) y Pustovyi -cinco inicial-. Triguero (8), Alec Brown (9), Yusta (11), Waczynski (7) y Pepe Pozas (6).

Barcelona 69: Satoransky (8), Navarro (8), Perperoglou (2), Doellman (13) y Tomic (4) -cinco inicial-. Pau Ribas (4), Lawal (2), Abrines (6), Vezenkov (7), Eriksson, Samuels (6) y Oleson (9).

Parciales en cada cuarto: 12-18 / 25-21 / 13-7 / 12-23  

Árbitros: Pérez Pizarro, Martínez Fernández y Serrano. Muy protestados por la afición, que los despidió con una gran pitada. Eliminado por faltas personales el pívot local Juanjo Triguero.

Incidencias: Multiusos de Sar. Partido correspondiente a la decimoctava jornada de la Liga Endesa, presenciado por 5.409 espectadores.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0