Liga Endesa

Oriol Junyent: «Los milagros existen»

El pívot señala que hoy puede haber sorpresa en Barcelona si el equipo santiagués es capaz de alcanzar el mismo nivel que ante el Real Madrid

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Oriol Junyent sabe que para tener opciones de victoria frente al Barça hay que ser tan competitivos como ante el Real Madrid. SANDRA ALONSO

La difícil cuesta de diciembre comenzó con un doloroso traspiés en la cancha del Estudiantes y con una sorprendente victoria en la pista del difícil y europeo Unicaja de Málaga. Siguió con la derrota, tras brillante actuación obradoirista, frente al poderoso Real Madrid. Ahora, al equipo de Moncho Fernández le esperan el Barcelona (hoy, 20.45 horas), en la capital catalana, y el Bilbao Basket (el sábado, en la capital vizcaína). Pero el capitán Oriol Junyent no se asusta. Tiene suficiente baloncesto en sus piernas para saber que la sonrisa se puede conseguir cuando menos lo esperas. Por eso cree en los milagros.

-Obradoiro y Real Madrid están muy distanciados, si tenemos en cuenta sus presupuestos. Sin embargo, el equipo santiagués dio mucha guerra en Sar, aunque es imposible ganarle al Madrid.

-Imposible no hay nada. Durante muchos minutos le plantamos cara a un grandísimo Madrid. Claro que no es imposible, pero sí muy complicado. Para poder ganar tendríamos que estar nosotros al 120 por ciento y ellos no estar muy finos. Nosotros sí alcanzamos un gran nivel, pero ellos no fallaron nada. Así acaban pasándote por encima.

-Ahora que les toca jugar con el Barça, ¿cómo se puede frenar a un equipo de tanto potencial?

-El Madrid estuvo muy bien. Es una lástima que le haya salido tan buen partido, porque hubiésemos tenido más opciones de no estar tan acertados. Cuando un equipo de estas características (Madrid o Barcelona) está bien es muy difícil ganar. Le plantamos cara y luchamos hasta el final, pero no pudo ser.

-¿El Real Madrid es el mejor equipo que pasó por Sar desde que usted es jugador del Obradoiro?

-[Se lo piensa unos segundos]. Es, sin duda, un grandísimo equipo, muy completo. [Vuelve a pensárselo]. Posiblemente sea el mejor que he visto en Sar.

-¿En qué momento vieron el encuentro perdido?

-[Es contundente en su respuesta]. Nunca. En ningún momento dejamos de dar la cara, salvo en los dos últimos minutos, que ya lo empezamos a ver más complicado. En el último cuarto se fueron un poco y ya fue imposible recuperar esos ocho o diez puntos.

-Las derrotas duelen, pero ante un adversario así casi pasan desapercibidas, ¿no?

-Las derrotas siempre duelen. Cuando saltas a la pista todo el mundo quiere ganar, pero también te quedas con las buenas sensaciones, que las hubo, con ese espíritu de lucha y sacrificio que mostró el equipo en todo el encuentro.

-El ataque del Obra fue soberbio, pero ni así se pudo dar la campanada.

-No queríamos que el Madrid anotase mucho al contraataque, y lo conseguimos. Luego seleccionamos buenos tiros y Corby [Corbacho] al principio se echó el equipo a la espalda. Después Levon [Kendall]. Cada uno hizo bien su trabajo y pudimos estar cara a cara con el Madrid en la primera parte... Durante treinta minutos.

-¿Quién les hizo más daño?

-Todos. Es muy difícil frenarles. El Real Madrid, y también el Barcelona o el Caja Laboral, tienen muchos jugadores y muchos frentes abiertos para intentar frenarles a todos. Del Madrid no sabría destacar a ningún jugador en particular. Todos estuvieron soberbios. Tal vez mejor los exteriores, pero los interiores trabajaron mucho para que los tiradores pudieran hacer bien su trabajo. Nos ganaron justamente.

-¿Sigue vivo el sueño de la Copa del Rey?

-Hay que ir día a día. Quedan todavía unos cuantos partidos para eso. Hay que pensar domingo a domingo y ya veremos en los dos últimos encuentros si tenemos opciones o no de llegar a la Copa del Rey.

-Tras caer ante el Madrid ahora toca recuperar fuera el terreno perdido.

-La verdad es que fuera estamos alcanzando buenos resultados, aunque en casa también lo estamos haciendo bien. Ante el Madrid luchamos, aunque fue una lástima perder contra el Canarias en Sar, un partido que teníamos controlado. Es cierto que fuera estamos a un buen nivel y logramos la victoria en dos canchas complicadas, en Vitoria [contra el Caja Laboral] y en Málaga [frente al Unicaja].

-En Barcelona, frente al Barça, ¿misión imposible?

-Todas las victorias son iguales e importantes, sean en la cancha que sean. Nosotros necesitamos ganar para seguir en una buena línea y el Barça quiere el triunfo para asegurar su presencia en la Copa del Rey y acercarse más a los primeros puestos, que ahora está un poco descolgado. Será un partido muy duro y tendremos que apretar desde el principio para que no se sientan cómodos y para que no tengan buenas sensaciones.

-¿Cree en los milagros?

-[Ni se lo piensa]. Los milagros existen. Siempre hay milagros.