El mítico deportivo americano Chevrolet Corvette cumple sesenta años

Un automóvil cuyas formas se inspiraron en als de una botella de Coca Cola

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Si hay un modelo que merece el adjetivo de deportivo de América ese es el Chevrolet Corvette, aunque habría que decir que es el deportivo americano para ricos, porque la mayoría de los americanos tienen que conformarse con otros deportivos generalistas como el Mustang o el Camaro. El Corvette viene a ser lo que el Porsche 911 en Europa, por carisma y por tradición ya que han sido capaces de mantenerse, con la misma filosofía, desde hace décadas.

El Corvette lleva sesenta años en el mercado, los cumple en 2013, y ha sabido mantener esa forma característica, aunque con altibajos en sus diferentes versiones, que lo comparó en principio con las formas de un tiburón y en sucesivas versiones con una botella de Coca Cola.

Pero además el Corvette atesora haber sido capaz de hacer aportaciones al equipamiento de seguridad, como el "Head Up Display", que viene a ser la hoy pluriempleada proyección de datos en el parabrisas, de inspiración en los cazas de combate americanos.

El Corvette ha estado también presente en la gran pantalla. La industria de Hollywood no podía pasar por alto uno de los iconos de las carreteras americanas, un mito casi tan popular como la famosa ruta 66.

En la actualidad, se comercializa en nuestro país, con poco éxito, todo hay que decirlo la sexta generación del Corvette con versiones coupé y cabrio y otras más deportivas como la Z06 y la ZR1. Con precios que van desde los 87.541 euros hasta los 160.579 del ZR1, el Corvette tiene mucha competencia en Europa de la mano de fabricantes como Porsche, Mercedes, BMW o Audi.

De todas formas merece la pena que repasemos un poco los hitos del Chevrolet Corvette:

El mítico deportivo americano va a celebrar ya sus 60 años. En 1952 el presidente de General Motors y el Director General de Chevrolet deciden producir un deportivo biplaza descapotable y con carrocería de fibra de vidrio. Eligen para él el nombre de Corvette, inspirado en un barco de escolta , la corbeta. Ellos no lo sabían pero aquello sería el comienzo de un mito que convertiría al Corvette en el deportivo favorito de los americanos.

El primer Corvette, el C1 fue presentado en enero de 1953 en el Hotel Waldorf Astoria de Nueva York. Se fabricaría hasta 1962 y en ese período alcanzó una producción de 69.000 vehículos. Medía 4 metros y 25 centímetros y sus motores ya alcanzaban los 195 caballos. Sus rasgos distintivos eran las aletas traseras, su parrilla que enseñaba los dientes cromados a modo de depredador del asfalto y su parabrisas panorámico que envolvía la conductor y al pasajero.

En 1962 le sucedía el C2, inspirado, al parecer en la forma del tiburón, ya que el diseñador jefe de general Motors era aficionado a la pesca del escualo. Podía disponer de carrocería cabrio y también de coupé cerrado, su tamaño creció hasta los 4 metros y 45 centímetros y sus motores ya alcanzaban los 450 caballos gracias a un poderosos motor V8 de siete litros.

En 1968 nacería el Corvette de tercera generación, cuya silueta aún tiene mucho que ver con la actual. En este caso la inspiración para su diseño sería una botella de Coca Cola, y en ella se inspiraron sus formas voluptuosas. Al mismo tiempo aparecería el emblema Sting Ray en sus aletas delanteras?.

Más de medio millón de unidades vendidas confirmaron el éxito de esta cuarta generación. En este tiempo su producción dejó de hacerse en San Louis, Missouri para pasarla a Kentucky.

Y así llegaría 1984 y media América quería tener un Corvette en su garaje. Sorprendentemente esta versión era más corta que la anterior y mucho más aerodinámica. Tampoco sus motores aumentaron su potencia ya que la crisis del petróleo no lo hacía aconsejable. De esta serie se llegaron a producir 358.000 ejemplares.

Y así llegaría 1984 y media América quería tener un Corvette en su garaje

Esta historia continúa en 1997 año en el que llega el Corvette de quinta generación, un modelo con versiones cabrio y coupé, con motores V8 de 5,7 litros y 344 caballos y una longitud de 4, 56 metros. Un detalle técnico el display que proyecta datos en el parabrisas, heredado de los aviones de combate caracterizó este modelo.

Y así se llegó hasta el 2004, año en el que el Corvette C6, el actual, es presentado en Detroit. La historia del Corvette está jalonada también de éxitos deportivos, tanto en las carreras americanas como en las 24 Horas de Le Mans en las que obtuvo triunfos en su categoría.

Ahora mismo rivaliza con el 911 por convertirse en el deportivo de la historia con más larga vida.