Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Glamour y libertad de Michael Kors en la Semana de la Moda de Nueva York

La firma de moda española Delpozo presenta una colección inspirada en la película «Metropolis», con siluetas futuristas y muchas telas metálicas

AFP / EFE, 19 de febrero de 2016. Actualizado a las 11:56 h. 0

0
0
0
0

Glamour y libertad, faldas adornadas con plumas y lentejuelas: Michael Kors presentó el miércoles en la Semana de la Moda de Nueva York una colección para el otoño del 2016 que «no tiene reglas». Dejándose seducir por la «Fast Fashion», anunció que algunas piezas se venderán el mismo día. «La elegancia inimitable del estilo individual, la libertad que coquetea con cosas que se mueven, plumas, cadenas y cortes de telas, tweeds, cuadros escoceses, brocados metálicos de lujo» están presentes en la colección del modisto multimillonario estadounidense, como siempre, muy popular en la Semana de la Moda.

En la primera fila de su espectáculo en un loft de la zona de Tribeca, con enormes ventanas, no faltaron la actriz británica Naomie Harris y las estadounidenses Blake Lively y Olivia Munn, así como Riley Keough, hija de Lisa Marie Presley. Entre las modelos, la danesa Freja Beha Erichsen abrió el desfile con una chaqueta azul marino y una falda adornada con plumas de avestruz. Mientras que Kendall Jenner, la hermana menor de Kim Kardashian, marchó con un traje con brocados de plata.

La mujer que Kors propone tiene la misma elegancia con un convencional abrigo de tweed en gris y negro, como con un suéter con capucha y pantalones negros, o con una chaqueta azul con motivos florales y una falda con una gran apertura hasta el muslo. También desfila en vestido camisero blanco ultra corto con lentejuelas plateadas, lleva una pequeña falda color glicinia bordada con plumas de avestruz o una capa gruesa con brocados dorados, con zapatos y bolso a juego.

Los pliegues de las faldas plisadas dan movimiento. Un vestido de tul, totalmente cubierto con bordados metálicos, muy discotequero, contrasta con la siguiente figura: un abrigo negro almirante muy de los años 60. «Esta colección no tiene reglas. Ni temporada. Ni hora del día», dijo el diseñador estadounidense. «Se trata de una mezcla moderna», añadió. Él fue el primero en desfilar el miércoles, séptimo día de la semana de la Moda, que termina el jueves.

Delpozo, escultural y romántico

La casa española Delpozo siguió su ejemplo, con una colección inspirada en la película alemana de 1927 Metropolis. Sus siluetas futuristas y románticas desfilando lentamente con el sonido triste de un violín de fondo. Abrigos grandes, vestidos con mangas oversized y muchas telas metálicas.

Y, como es costumbre con el diseñador Josep Font, un buen ojo para el detalle, con largos guantes cubiertos de flores, lentejuelas a montones en vestidos de ambientación teatral, una falda larga évasée roja y negra con un violento bustier, enormes nudos y lentejuelas sobre unos zapatos planos.

El espíritu de Óscar de la Renta

El espíritu y la elegancia de Óscar de la Renta revivió en Nueva York gracias a la colección diseñada por el hombre encargado de seguir el legado de la firma tras la muerte del creador, el británico Peter Copping.

Sobriedad impoluta y femenina en los «looks» de día y majestuosidad en los de modelos de gala de alta costura, con grandes volúmenes e incluso lazadas a la espalda, unos modelos que hubieran fascinado a Grace Kelly e incluso a esa «it» girl kitsch que fue la princesa Diana. Aunque ya es la tercera colección con Cooper al mando, pareció que Óscar de la Renta firmaba otra temporada de otoño, con la referencia constante que el maestro hacia de otro grande, Cristobal Balenciaga.

Diseños en tela brocada, cuellos fur y de muñeca, tonos rojo vino, trajes chaqueta con falda y vestidos que quedan como un guante de cintura para arriba y que en la falda, siempre por debajo de la rodilla, se abomban.

A diferencia de otros muchos diseñadores, que parecen haberse puesto de acuerdo para volver a poner de moda el talón grueso y el zapato plano, la firma sigue apostando por los tacones de aguja, aunque ello le costara un susto a uno de las modelos en la pasarela de esta tarde. En los abrigos, mucha piel y cinturones de cuore en el exterior, para ajustar la silueta.

La Semana de la Moda de Nueva York terminará el jueves con Ralph Lauren, Calvin Klein, J Mendel y Marc Jacobs. La Semana de la Moda de Londres tomará el relevo y más tarde lo harán Milán y París.

Publicidad

Comentarios 0