«Colega, yo siempre sé dónde está mi coche»

Situm ha revolucionado el sistema de localización en interiores con una solución mucho más barata que las que había disponibles; aprovechan señales existentes en un inmueble, lo que evita grandes instalaciones

$tituloImg.$pieImg

Santiago / La Voz 11/06/2017 05:00 h

«Non sei se sabes que pasamos máis do 90 % do noso tempo no interior dun edificio». Así que era cuestión de tiempo que el GPS no solo guiase de la calle A a la calle B. También que llevase por la ruta más corta desde el hall de entrada del hospital a la consulta 224. O a pediatría. O que diga dónde demonios hemos dejado el coche en el inmenso párking de un todavía más gigante centro comercial. A eso se dedican en Situm Technologies, una spin off de la Universidade de Santiago que desde hace tres años aplica la localización GPS a los interiores.

«Non somos os primeiros», reconoce Víctor Álvarez, fundador, junto a Adrián Canedo, de Situm. La tecnología para que el GPS funcione dentro de los edificios existe desde hace más de diez años. De hecho, su grupo de investigación era consumidor de esas soluciones. Soluciones muy caras, porque obligaban a hacer una gran instalación, obra, cableado y dispositivos. Hicieron de la necesidad virtud, así que se pusieron manos a la obra y hoy su empresa tiene algo que el resto no: un método para obtener el mismo servicio de localización y que a la vez los costes se reduzcan. Y mucho.

¿Cómo lo hacen? Evitando esas grandes instalaciones. El software que ha diseñado Situm no precisa de cableado ni de balizas que crean una especie de «constelación GPS» en un interior. Se aprovecha de señales ya existentes dentro del inmueble, como las redes wifi, que se utilizan para saber dónde se encuentra uno. También utilizan el propio movimiento de las personas por el interior de la estructura. «Aquí aprendemos un pouco das persoas invidentes -explica Víctor Álvarez- porque non teñen referencias». Así que graban su propio mapa virtual de un edificio en su cabeza: «Sabe que se anda unha distancia, sube unhas escaleiras e camiña un pouco máis, está na consulta do seu médico». El sistema de Situm funciona de manera parecida.

La diferencia de precio es tal, que para un inmueble de 60.000 metros cuadrados, la puesta en marcha de un sistema de localización en interiores con las soluciones que existían es de entre 60.000 y 70.000 euros. El presupuesto estimado utilizando la tecnología de Situm es de 3.000 o 4.000 euros. Quizá por eso, más de 2.000 infraestructuras ubicadas en una treintena de países ya han instalado el software de Situm, que tan solo provee del sistema de localización, por lo que hay que buscar a quien desarrolle la aplicación final que utilizará el usuario.

El «software» desarrollado por el equipo de Situm está ya en una treintena de países. | paco rodríguez

Su tecnología ya se aplica en los hospitales Álvaro Cunqueiro y Lucus Augusti

Siga la línea naranja hasta el ascensor, vaya a la cuarta planta, gire a la izquierda... Y no, la consulta no esta ahí. Eso, perderse, no encontrar la consulta, no volverá a ocurrir. Al menos en los hospitales Álvaro Cunqueiro de Vigo y Lucus Augusti. Todo, gracias a la tecnología de Situm más el desarrollo de una aplicación por parte de Balidea y Telefónica que permite a un paciente consultar qué citas tiene en el centro médico y, acto seguido, se le muestra la ruta desde el punto en el que se encuentra en el hospital hasta el lugar en el que tiene que presentarse.

No es la única aplicación que tiene la tecnología de Situm. También se aplica a grandes eventos, como ferias y congresos. ¿Para qué? Pongamos por caso que hay una actividad en un recinto de grandes dimensiones. Con el sistema, el personal de seguridad puede saber en tiempo real dónde ha ocurrido un problema, qué personal se encuentra más cerca de esa ubicación y quién está en disposición de acudir en el menor tiempo posible para prestar auxilio. Ese proyecto se desarrolló en colaboración con la empresa de seguridad Prosegur.

Otra utilidad es la de los aparcamientos. El sistema puede localizar tanto dónde está aparcado un vehículo como, conectando el sistema de Situm al de plazas libres y ocupadas, mostrar al usuario dónde se ubica la plaza de párking libre más cercana a su ubicación.

Votación
7 votos
Comentarios