Los policías portuarios serán agentes de la autoridad con la nueva ley gallega

La norma permitirá declarar abandonado un barco tras medio año sin actividad

.

santiago / la voz 21/04/2017 05:00 h

Galicia contará en los próximos meses con su primera Lei de Portos, de obligado cumplimiento en las 122 instalaciones que dependen de la Xunta. Se trata de una norma «necesaria e dunha importancia estratéxica», destacó Alberto Núñez Feijoo tras la reunión semanal de su Gobierno, en la que se dio cuenta del texto, que será remitido hoy mismo al Consello Económico e Social para su posterior aprobación definitiva por parte del Ejecutivo y su tramitación en el Parlamento. 

Economía

Concesiones más largas. Entre otras cuestiones legales, la primera Lei de Portos se adapta a las normas estatales y a la Lei do Solo, y tiene como uno de sus principales objetivos facilitar la implantación de empresas en las instalaciones. Para ello, la Administración adquiere el compromiso de resolver los trámites de concesiones en 30 días, en vez de los cuatro meses de media actuales, y el tiempo de contrato crece de 30 a 50 años, con el fin de hacer más sencilla la amortización. Si existe más de una petición de uso de suelo portuario se abrirá un trámite de concurrencia para establecer las propuestas y la información pública. En cuanto a la tramitación de atraques, se agiliza la adjudicación y se regula la lista de espera en el caso de que la demanda supere a la oferta. 

Autoridad

Guardapeiraos con galones. Los policías portuarios, o guardapeiraos, serán «algo máis que funcionarios», explicó Feijoo, ya que adquieren carácter de agentes de la autoridad y tendrán capacidad para iniciar expedientes sancionadores. Entre otras cuestiones, tendrán potestad para aplicar la normativa en materia de prevención y lucha contra la contaminación. Se establece un capítulo dedicado a los vertidos contaminantes, que obliga al responsable de cualquier incidencia en este sentido a hacerse cargo de la regeneración del agua. 

Abandono

Barcos, coches y máquinas. La nueva norma ataca la «laguna legal» que generan ahora los barcos abandonados en los puertos, en el agua o en dique seco. Según el presidente de la Xunta, desde que entre en vigor la ley estas naves se pondrán a disposición de la autoridad portuaria si se detecta que acumulan seis meses sin actividad y sin abonar las tasas correspondientes. En el caso de automóviles y cualquier tipo de maquinaria, el tiempo se reduce a treinta días. 

Infraestructuras

Accesos y planes a 5 años. La nueva ley obliga a que cada puerto tenga su propio plan de infraestructuras con vistas a cinco años en el que se especifique las obras esenciales, y promueve la existencia de planes especiales para mejorar la eficiencia de la explotación. También recogerá aspectos relativos a la accesibilidad y adaptación constante de los servicios, la relación de movilidad con los cascos urbanos y el acceso a los medios de transporte

Impacto social

Consenso. El presidente de la Xunta destacó que Galicia es la comunidad con más puertos de España, y el 60 % de la población vive en municipios con instalaciones en las que hay una gran variedad de actividades, lo que ha convertido esta norma en «complexa». Por ello, afirma la Administración, el texto tuvo una exposición pública de un año y fue trasladado previamente a medio centenar de instituciones y entidades entre Cámaras de Comercio, Administraciones públicas, federaciones profesionales y deportivas o colectivos del sector marítimo, tanto sindicales como asociaciones empresariales. Dieciséis entidades presentaron alegaciones que fueron respondidas y en algún caso se generó una modificación del documento. 

Votación
2 votos
Comentarios