Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

España pide a la UE que se repartan las cuotas que les sobren a otros países

Tejerina dice que el sistema de licencias que plantea Bruselas ya lo aplica Madrid

bruselas / efe, 16 de febrero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 2

Ampliar imagen

El rape es una especie que todos los años le sobra a Francia y queda escasa en la flota gallega.

0
0
0
0

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, solicitó ayer, durante el Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE), que las cuotas pesqueras que los países no utilicen sean «redistribuidas» entre otras flotas comunitarias.

García Tejerina planteó esta idea durante un debate público en el Consejo de Agricultura de la UE acerca de las propuestas de Bruselas sobre un nuevo sistema de concesión y gestión de autorizaciones de pesca.

España, afirmó la ministra, es partidaria de «redistribuir» las «posibilidades de capturas no utilizadas» que ofrecen a los barcos comunitarios los acuerdos de pesca que mantiene la Unión Europea (UE) con países terceros. Ahora bien, esa medida «se podría extender a las cuotas [de pesca]» asignadas a los Estados miembros en aguas comunitarias «año tras año» y que tampoco usan.

La ministra abrió la ronda de intervenciones de los países comunitarios sobre el proyecto de Bruselas para cambiar el sistema de autorizaciones pesqueras, con el fin de mejorar la vigilancia de los buques de la UE, tanto en aguas internacionales como en las flotas de países terceros que operan en caladeros comunitarios.

La propuesta, presentada por el comisario europeo de Pesca, Karmenu Vella, plantea, entre otras medidas, que todas las flotas comunitarias que operan fuera de aguas de la UE necesiten una autorización de las autoridades del país en el que la embarcación esté registrada.

Lucha contra la pesca ilegal

García Tejerina manifestó que la revisión de las autorizaciones es una medida «muy necesaria», que respalda España, país que cuenta con la flota «más numerosa, más ordenada y más normalizada» de toda la UE, y en los últimos años ha hecho un «ingente esfuerzo» para reforzar la lucha contra la pesca ilegal.

Sin embargo, la ministra de Agricultura señaló que la propuesta comunitaria plantea «dudas», porque puede incrementar la burocracia y complicar los procesos de autorización: «Nosotros pedimos que esto sea de tal manera que no signifique un coste administrativo y un coste de gestión para los buques que merme su competitividad o dificulte su actividad pesquera», dijo Tejerina. En concreto, mostró preocupación por las exigencias a los operadores que quieran obtener licencias privadas, como por ejemplo «pruebas de sostenibilidad» o evaluaciones científicas.

España es un «socio con amplia experiencia», según la ministra, quien resaltó la «responsabilidad» de los buques nacionales que faenan en terceros países. La ministra confía en que se mejore la propuesta y en que el sistema aumente la «transparencia» a largo plazo y el cumplimiento de los controles por parte de todos los países de la UE.

Publicidad

Comentarios 0