Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

De Lara pone el ojo en el Breogán

La jueza investiga los 6,9 millones de la Diputación para el club entre el 2006 y el 2014

lugo la voz 22 de marzo de 2016. Actualizado a las 16:21 h. 16

Ampliar imagen

0
0
0
0

El Breogán también está en el punto de mira de De Lara como consecuencia de las subvenciones que le fueron concedidas por la Diputación y que entre 2006 y 2014 totalizaron 6.984.453 euros. Los policías especializados en delitos económicos dicen, según los informes que aparecen en el sumario de la operación Pulpo, que en el análisis de toda la documentación que tuvieron al alcance, mucha de ella conseguida en los registros de la sede de la entidad baloncestística, «no se ha encontrado documento alguno que tan siquiera denote la existencia de la previa autorización del órgano que concedió la subvención, en este caso la Diputación de Lugo».

Dicen los agentes que constan multitud de expedientes de subvención en los que no existe justificación, «aduciendo en algunos casos haber devuelto la misma». También recuerdan que en multitud de ayudas aparece Raúl López como presidente que manifiesta en declaraciones juradas tener la condición de beneficiario de las cantidades objeto de subvención, «por no incurrir en las causas de exclusión incluidas en el artículo 13 de la Ley 38/2003» y aclaran que esa ley hace una excepción cuando dice que «en ningún caso podrá concertarse por el beneficiario la ejecución total o parcial de las actividades subvencionadas con personas o entidades vinculadas al beneficiario» lo que supuestamente no sucedió en este caso.

Son once los expedientes de subvención al Breogán que son objeto de examen por parte de la instructora. El primero de ellos corresponde a una ayuda nominativa de 1.200.000 euros concedida en el año 2006 para paliar los gastos derivados de la gestión económica del club durante la temporada 2005/2006. Hay un informe del interventor dirigido al presidente, dice la documental que está en el sumario, donde se indica que el perceptor de la subvención queda obligado a justificar en su día la aplicación de la misma. Hay también otro escrito posterior de un adjunto de sección del servicio de planes y contratación, en el que dice que «a la vista de la documentación remitida, se consideran cumplidos los fines para los cuales se concedió la subvención.

«Resulta llamativo -dice un auto- que se conceda una subvención de tal cantidad de dinero y con posterioridad se permita la retirada de la documentación justificativa de la misma»

Otro expediente corresponde a una subvención de 540.000 euros de la temporada 2006/2007, sin embargo los policías especializados en delitos económicos consideran que la documentación obrante en el expediente no cumple todos los requisitos. No apareció, dicen, nada que justifique los gastos.

Otra subvención que miran los investigadores es del año 2008, por 600.000 euros. En este caso figura un convenio regulador de subvención firmado por José Ramón Gómez Besteiro y Raúl López. Uno de los apartados de ese documento detalla toda la documentación justificativa que hay que presentar y aunque existe un documento del empresario en el que declara que le fueron devueltos por la Diputación los originales de los justificantes de pago, los investigadores consideran que «al menos, en el expediente debería figurar copia de los señalados justificantes», según recoge un auto.

El gerente del Prone dijo a la Guardia Civil que Gerard López era una «especie de testaferro» de José Bouso y Carlos Mouriz

La operación Pulpo también salpica al Club Deportivo Lugo. La apertura de una parte del sumario, permite conocer que el gerente del Prone, Manuel Vázquez Corredoira, compareció ante la jueza para, entre otras cuestiones, expresar lo que consideraba un trato discriminatorio por parte de la Diputación Provincial a la hora de repartir las subvenciones a clubes deportivos. En su opinión salía beneficiado el Breogán. El Prone, dijo, llegó a sufrir recortes del 45%.

El descontento de los dirigentes de algunos clubes llevó a que algunos pidieran explicaciones al responsable de Deportes, Antonio Veiga (BNG), sin embargo la respuesta que les ofreció «fue muy vaga».

Vázquez Corredoira le dijo a la jueza que revisando documentación de las subvenciones otorgadas por Veiga aparece una de 30.000 euros para una ONG con sede en Uruguay. Al responsable del Prone le llamaba la atención que si no había dinero para los clubes de Lugo, lo hubiese para una organización de fuera de España.

En el sumario también aparece una diligencia de la Guardia Civil en la que se hace constar la entrega de diversa documentación por parte de Corredoira. Una buena parte se refiere al Club Deportivo Lugo. Incluso hay unos apuntes con relación a lo que se debería investigar. Y entre los asuntos que el gerente del Prone planteaba figuraba si Carlos Mouriz, exdirector de la entidad, pertenecía al consejo de administración; y la compra de acciones por 600.000 euros por una empresa relacionada con el anterior presidente, José Bouso y las empresas vinculadas a Mouriz y al ex entrenador Quique Setién.

En relación a la memoria con las cuentas anuales del club rojiblanco de las temporadas 2010 a 2012, el atestado de la Guardia Civil refleja que Corredoira explicó que Mouriz y Bouso querían tener el control del club porque este último puso dinero «y para ello traían como especie de testaferro a Gerar López para la compra de acciones y así pagar presuntamente a Concello y Diputación».

Este dirigente del club Prone también manifestó a los agentes que no entendía como el vicepresidente de la diputación podía estar de presidente del Breogán siendo un cargo público y político.

«No se encontró documento alguno en el club en el que se observe el cambio de presidente»

Una partida un millón de euros del año 2010, también aparece como objeto de control en el sumario. Cuando se refiere a la misma, la instructora dice que le llama la atención que Raúl López, nombrado presidente del club en 2006, aparezca solo como responsable de Monbus y el exdiputado Xosé Antón Bao Abelleira como presidente de la entidad deportiva «ya que no se ha encontrado documento alguno en el que se observe el cambio en la presidencia del club deportivo».

En la lista figura también una aportación de 475.000 euros del año 2010, en la que los investigadores «aprecian una falta de justificación de las actividades. Y la instructora vuelve a incidir en que López sigue apareciendo como presidente del club, pese a que en un certificado analizado aparecía otra persona.

Las demás ayudas que son objeto de control son las siguientes: 600.000 euros, en la temporada 2010; 500.000, en 2012; 500.000, en 2013; 205.000, en 2013; 200,000, en 2013 y 464.453, también en 2012.

En una de 2013, por 200.000 euros, sí figuran facturas y documentación justificativa, en concreto nóminas, facturas de la empresa Monforte, facturas de kilometraje y también de la Federación Gallega de Baloncesto.

Recuerda la magistrada que los policías especialistas en cuestiones económicas dicen que, aunque existen documentos en los que se da por hecho que son presentadas facturas y documentación en soporte papel, debería existir una copia debidamente cotejada en cada uno de los expedientes ejecutados por la Diputación Provincial, o bien que el club conservara los documentos justificativos.

Publicidad

Comentarios 0