Encuentran en Outeiro petroglifos con la forma de cuerpo humano

Piden a Patrimonio que los estudie y temen por la mámoa de Bravos


lugo / la voz

Los investigadores Brais Rodríguez Romero y Xabier Moure acaban de hallar tres petroglifos inéditos en Outeiro de Rei y cuyos restos han sido comunicados al servicio provincial de Patrimonio para su catalogación y conservación.

El hallazgo más destacado fue en la aldea de Santa Comba, en la parroquia de Aspai. En una piedra granítica localizaron la inscripción de una figura antropomorfa formada por un círculo superior de 17,5 centímetros de diámetro de la que sale una línea vertical y otras a modo de brazos. En la misma piedra «hai gravadas tres coviñas e noutra pena próxima hai gravadas outras tres máis», explica Moure.

Este historiador, descubridor los últimos anos de los primeros petroglifos en Os Ancares, señala que fuera del municipio de Outeiro de Rei «a representación da pedra achada en Santa Comba non ten paralelismos con outras de Lugo e que eu coñeza, con ningunha outra de Galicia, aínda que si cunhas figuras que apareceron neste mesmo concello e que as fai aínda máis singulares».

Moure y Brais Rodríguez señalan que Guerra Mosquera, en el boletín de monumentos históricos de Lugo de 1976, «fala dunha pedra exenta situada xunto unha mámoa nos montes da parroquia de Parada que ten unha gravura formada por un círculo superior de 16 centímetros de diámetro do que sae unha raia vertical cruzada por unha semicircunferencia». En 1995, en un artículo en la revista Croa, Núñez Jato y Rodríguez Varela, explica Moure, hablan que en los montes de Parada había otras dos piedras con similares motivos.

Muy cerca, en Candai, relata Moure, un vecino trasladó hacxe unos años para el jardín de su casa otra piedra que encontró junto a una mámoa en los montes de la aldea. «A propietaria da casa tivo a amabilidade de amosárnola para estudala, e vimos que como as anteriores posúe un círculo superior e unhas extremidades».

Sobre el uso de estas piedras, los investigadores analizaron el Catastro de Ensenada para comprobar lo que les explicaron los vecinos, que las piedras no se usaron para la división territorial. Sobre el significado de los motivos, apuntan que solo tienen hipótesis. Señalan que Guerra Mosquera se refería a la piedra de Parada, al estar junto a una mámoa, como un túmulo que correspondería a la tumba de un jefe. Moure y Rodríguez creen que se trata de una figura humana con la representación esquemática del cuerpo. «As tres figuras atópanse dentro ou próximas a enterramentos megalíticos e cunha cronoloxía moi próxima. Non cremos que procedan do mesmo autor pero si de comunidades distintas pero próximas».

En otro sentido, Brais Rodríguez, especialista en el patrimonio de Outeiro de Rei, y Xabier Moure, hacen un llamamiento sobre el peligro que corre el patrimonio megalítico del concello. Señalan que han desaparecido o están en mal estado al menos 60 de las 180 mámoas documentadas. Un ejemplo es el dolmen de Bravos, en Vicinte, que sigue sin señalizar, cubierto por matorrales «e o peor, que os chantos do corredor que parte da cámara megalítica está a derrubarse, polo que cumpriría unha intervención urxente para consolidala».

Votación
21 votos
Etiquetas
Outeiro de Rei Lugo ciudad Serra de Os Ancares Comarca dos Ancares