Imagen:Pilar Muíña cree que es posible reducir los grafitis en Lugo

«El calígrafo, junto a la policía, puede acabar con las pintadas»

Esta lucense explica cómo conseguir unas calles libres de grafitis gastando menos que con las habituales limpiezas


La lucense Pilar Muíña Luna puede saber si una persona es coja aunque nunca la haya visto caminar. Solo necesita ver cómo escribe esa persona la erre mayúscula. «La de los cojos es más inclinada», explicó ayer esta perito calígrafo y grafólogo, que reivindica su profesión como una herramienta muy útil para mermar o, incluso, para acabar con las pintadas que asolan las calles. De ahí que esté de acuerdo con la Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo, que esta semana propuso contratar un grafólogo para acabar con el problema.

-¿Usted podría ser una solución al problema?

-Un grafólogo es la persona que, a partir de la escritura, te dice rasgos de la personalidad. Un perito calígrafo es quien averigua o determina si un texto es verdadero o falso. En este caso, debería ser un perito el que lo hiciera, pero sí, claro que puede ser solución. ¡No sé cómo no se han dado cuenta antes!

-¿Y cómo se haría?

-El calígrafo no puede hacerlo solo, debe colaborar con la policía, que tiene sospechas o personas identificadas. A partir de ahí, el calígrafo puede decir de cuántas personas son las pintadas y, una vez que haya alguien identificado, hacerle un cuerpo de escritura, como en cualquier otro caso.

-¿Qué es el cuerpo de escritura?

-Por decirlo de alguna manera, es utilizar tus métodos para que alguien haga o escriba lo que tú quieras sin darse cuenta. La escritura está en el cerebro y, si duda la mente, tiembla la mano.

-¿Qué le dice un grafiti de la calle?

-Lo mismo que cualquier otro texto. La pintada o el grafiti son actos de presunción. Es como decir «yo estoy ahí y quiero que me veas».

-Y para identificar al autor, ¿en qué se tiene que fijar?

-Hay que medir el tamaño de la pintada, la dirección e inclinación, la velocidad de escritura, el orden, la cohesión... Lo único que no analizaríamos en este caso es la presión, ya que al hacerse con aerosoles, no se puede.

-Tal y como dice la federación vecinal, ¿cree que las pintadas de Lugo son obra de siete u ocho personas?

-Sí. Yo veo firmas por la calle y las reconozco.

-¿Cuál es el perfil del grafitero urbano?

-En casi todos se aprecia infantilismo, algo que nos dice el círculo sobre las íes; también hay un intento de reafirmarse, por los trazos remarcados y mucha presunción. La mayor parte son de gente que no está contenta, tachan su nombre.

-¿Cuánto tiempo le llevaría identificar a los autores de las pintadas de Lugo y cuánto costaría?

-Habría que mirar cuántas pintadas hay, ver cómo son y calcular cuántas horas llevaría. En alguna calle del barrio de A Piringalla, por ejemplo, para empezar a sacar algo necesitaría una semana. Pero, desde luego, sería más barato que limpiarlas.

Votación
4 votos
Etiquetas
Lugo ciudad Comarca de Lugo