Un hombre de 60 años acabó con un ojo lesionado tras un altercado con un alborotador


09/02/2009 02:00 h

Uno de los participantes en la manifestación de ayer resultó lesionado al recibir un puñetazo de un joven. Según comentó, en el momento de la agresión estaba hablando por teléfono con un familiar. «No había empezado la manifestación; fue justo al principio; casi al poco de llegar», explicó. «En el móvil tengo una bandera de España y el joven empezó a llamarme españolista y esas cosas que dicen; me zarandeó por el abrigo y caímos al suelo, los dos», relató. «Yo no me peleé, soy un abuelo de 60 años -subrayó-, pero recibí una patada y me quedó el ojo fino». Tras ello participó en la manifestación hasta el final. Este hombre, que vino desde Lugo para la marcha, calificó a los radicales de intolerantes. «Yo soy de derechas -admitió-, pero tengo amigos en todas las partes y presumo de ello».

Votación
73 votos