Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

El conductor muerto en la N-VI en Guitiriz volvía de pasar la ITV de su coche

Era natural de Muras, pero llevaba años afincado en Teixeiro

Vilalba, 08 de enero de 2016. Actualizado a las 22:48 h. 11

0
0
0

Andrés Pita Gómez, conductor de 40 años de edad que falleció el jueves por la noche en un accidente en el tramo guitiricense de la N-VI, vivía en Teixeiro, pero era natural de Muras. A la localidad donde llevaba años residiendo regresaba en el momento del accidente, tras haber pasado la ITV de su vehículo, un Renault Laguna, en Vilalba.

En Muras aún viven sus padres y su hermano, mientras que su hermana lleva años afincada en Viveiro. Nació en un barrio próximo al alto de A Gañidoira, en la LU-540, en donde residen sus padres. Sin embargo, llevaba bastantes años afincado en Teixeiro, en donde su mujer tiene un negocio de hostelería.

En un tanatorio de esa localidad se velaban hoy sus restos, a la espera del entierro, que tendrá lugar mañana en la parroquia de Cumbraos (Sobrado dos Monxes). La comitiva saldrá del tanatorio a las cuatro de la tarde con destino al lugar del sepelio. El conductor fallecido trabajó algún tiempo de camionero, y próximamente iba a empezar un nuevo trabajo.  

El accidente, ocurrido en el tramo de la carretera comprendido entre el casco urbano de Guitiriz y el límite de las provincias de Lugo y de A Coruña, tuvo lugar al invadir la calzada un caballo que escapó de una finca muy próxima a la N-VI y que causó graves daños al vehículo con la colisión.

Sin custodia

Que el animal, muerto también en el impacto contra el turismo, acabase fuera de una finca e invadiese la calzada puede suponer que el propietario no efectuó la correspondiente labor de custodia; sin embargo, ese detalle no significa que pueda ser investigado en relación con el trágico accidente. 

La colisión fue tan fuerte que la parte superior del vehículo acabó levantada.

Temas relacionados

Publicidad