Un vertido de purín contaminó todo el río Azúmara, casi 20 kilómetros

El foco partió del municipio de Pol, atravesó Castro de Rei y acabó en el Miño

La Voz
lugo / la voz

Un vertido de purín en la zona de Pol contaminó el pasado fin de semana el río Azúmara en toda su longitud, de casi 20 kilómetros. Ayer por la tarde la mancha de purín estaba a punto de llegar al río Miño a su paso por Castro de Rei.

Quienes detectaron la grave contaminación fueron un grupo de pescadores que al amanecer del domingo estaban estrenando la temporada de pesca en la Ponte de Andión, de la parroquia de Silva, Pol. Dos de ellos habían capturado dos piezas cuando se vieron sorprendidos por una gran mancha negruzca -que en su cabeza era más bien blanquecina- bajando por el río, invadiéndolo de un fuerte olor a purín y dejando el agua completamente turbia. Los pescadores abandonaron el río y llamaron a la Guardia Civil. Al poco tiempo se personaron agentes del Seprona que comenzaron a investigar la procedencia de un vertido de tal magnitud. Según algunos de los pescadores, podría provenir de la zona de Caraño, perteneciente a Pol pero limítrofe con Castroverde y Cádavo; y parece que habría llegado hasta el río Azúmara a través del Senra, un riachuelo que recoge las aguas de la zona de Caraño. Sin embargo, estos detalles todavía no se han aclarado ya que por ahora no hubo información oficial.

La mancha continuó bajando por todo el río Azúmara durante la jornada de pesca del domingo. Ayer por la tarde había alcanzado ya las últimas parroquias de Castro de Rei y estaba a punto de desembocar en el Miño, en la parroquia de Oroxe, de Castro de Rei, pero todavía no había contaminado el cauce del Miño.

El color del agua es negruzco y da olor a purín. Cuando atraviesa alguna presa o salto forma espuma y desprende aún más olor.

Por el momento no se ven truchas muertas, pero todo parece indicar que en los próximos días puede producirse la mortandad del río, porque aunque con la temperatura fría se mantiene bastante oxígeno en el agua, este año hay poco caudal por la sequía y eso agrava la contaminación.

 

Un río ya muy castigado

Hay que destacar que en el final del río Azúmara, desde Castro de Rei hasta su desembocadura, hay varios kilómetros de pesca sin muerte, y donde la cantidad de truchas es muy elevada.

Curiosamente, en este tramo sin muerte hubo otro vertido de purín el pasado mes de agosto, que provenía de alguna granja del núcleo de Barxa, en Santa Locaia, Castro de Rei. Todo el río quedó sembrado de miles de peces muertos que se pudrieron al sol, pero la Xunta silenció el asunto y no llegó a informar públicamente de si se había identificado al autor o autores de aquel otro atentado ecológico.

Varias parroquias toman agua para el consumo humano en ese tramo

El río Azúmara nace en un lugar llamado As Fontes do Azúmara, en la parroquia de Montecubeiro, del municipio de Castroverde. Atraviesa el municipio de Pol, donde recibe varios afluentes de toda la zona de Pol y al poco de cruzar por la capitalidad, Mosteiro, recibe también los aportes del río Pol. Luego pasa por la zona de Silva, donde los pescadores fueron sorprendidos por la llegada del vertido, y entra en el término municipal de Castro de Rei por Couto de A, Reguntille -donde cruza la carretera de Lugo a Meira- y Ramil. Precisamente en esta parroquia hay una captación de agua potable para varias parroquias de la zona, que probablemente recibieron parte del vertido en el agua de sus casas y también en la granjas.

Luego, el río sigue discurriendo por las parroquias de Azúmara, Santa Locaia, Bazar y Oroxe, donde desemboca en el Miño.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
Castro de Rei Pol Castroverde Meira Guardia Civil Seprona Río Miño Xunta de Galicia Terrorismo
Comentarios