Destellos para que el jabalí no pise la vía

Instalan entre el kilómetro 82 y 86 de la N-640 reflectores en las balizas laterales de la vía para evitar animales

.

29/12/2016 05:00 h

Evitar que los jabalíes ?principales causantes de los accidentes de tráfico en la provincia de Lugo? irrumpan en la vía es actualmente una misión imposible. A falta de lograr una solución final, se están instalando diferentes medidas en la red viaria provincial para, al menos, intentar frenar con un calvario que trae a los conductores y a los agentes del subsector de Tráfico de Lugo literalmente «fritos».

En la N-640, la carretera que comunica Lugo con Ribadeo y donde se concentra una buena parte de siniestros por irrupción de animales salvajes a la vía, acaban de instalar catadriópticos. Se trata de una especie de reflectantes colocados en la mayor parte de las balizas laterales que se encuentran aproximadamente entre el kilómetro 82 y 86 de esta vía.

Funcionamiento

Las luces de los vehículos iluminan los prismas instalados en lo alto de las balizas en forma de arista que delimitan la calzada. Unos cristales recogen el haz luminoso y lo reflejan hacia los laterales de la vía. Esos destellos paralizan a los animales y evitan su irrupción en la carretera. Esa es la teoría de su funcionamiento y el objetivo que buscan los responsables de Infraestruturas con la instalación de esos semáforos para animales en este tramo de riesgo de las carreteras con mayor número de accidentes provocados por la entrada de animales salvajes en la calzada. Según los promotores de este sistema, el reflejo de la luz del coche hacia las zonas por las que se acercan a la carretera los animales, principalmente jabalíes, se produce mucho antes de que el vehículo llegue a altura del prisma reflector y de que los animales crucen la carretera.

El dispositivo reflector

El refuerzo de este tipo de medidas para evitar atropellos de fauna silvestre está incluido en los objetivos del Plan de Seguridade Viaria de Galicia 2016-2020. En este documento se recoge la ampliación de la prevención de accidentes de tráfico causados por animales salvajes a través de la correcta señalización de los denominados puntos negros de atropello de animales salvajes.

Estudio

Desde la Consellería de Infraestruturas se elaboró un estudio para tratar de frenar los accidentes causados por la irrupción de animales salvajes en la calzada. Según indicaron desde Conservación, existe una problemática de accidentes por atropellos de animales salvajes que no cesa. Esto se ve en el día a día, donde se registra una media de cinco accidentes diarios por irrupción de fauna salvaje en la carretera. En los días de caza, el número de siniestros asciende debido al movimiento de la fauna.

Desde el gobierno gallego probaron estos reflectores para jabalíes y corzos en tres carreteras que tienen un alto índice de siniestralidad provocada por salvajes. Instalaron hace meses catadriópticos en diez kilómetros del corredor CG-2.2 (Sarria- Monforte), entre los puntos 40 y 50. Las otras dos carreteras la LU-546, entre Nadela y Monforte, en el tramo paralelo al corredor, y la LU-652, entre Bóveda y A Pobra do Brollón.

Este tipo de catadriópticos son muy oportunos para los comportamientos de los jabalíes. Cabe recodar que la mayor concentración de accidentes por irrupción de jabalíes en las vías se producen los viernes, sábados y domingos; en los meses de noviembre y diciembre y en horario de siete de la tarde a doce de la noche.

Votación
2 votos
Comentarios