Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Besteiro no declaró por no tener abogados y rechazó el de prácticas que le propusieron

El líder del PSdeG dijo que no aprecia discrepancias en el partido, pero sí «críticas constructivas, que sempre hai que atender»

12 de enero de 2016. Actualizado a las 20:51 h. 23

Ampliar imagen

Besteiro llega a los juzgados de Lugo

0
0
0
0

Se cumplió la hoja de ruta establecida previamente por sus abogados que están en un macrojuicio en Málaga. José Ramón Gómez Besteiro, el líder de los socialistas gallegos, no declaró hoy como imputado ante la jueza Pilar de Lara que se negó en dos ocasiones a suspender el encuentro como así planteaban los letrados del expresidente de la Diputación de Lugo. Besteiro, a la salida, se explayó con los periodistas a los que dijo que venía con la voluntad de declarar, pero sin embargo se iba sin entender lo que acontecía en el juzgado. «Levo 180 días agardando, pero parece que só se podía facer o 12 de xaneiro», advirtió. Cuando le preguntaron si la situación le estaba ocasionando un temor político dijo: «Evidentemente esto condiciona». Aprovechó también para rechazar que hubiese disensiones internas dentro de los socialistas gallego. Solo «críticas constructivas»

El secretario de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro llegó a los juzgados de Lugo para declarar ante la jueza De Lara como imputado en el caso Garañón poco antes de las diez de la mañana. Entró sin ninguno de sus dos abogados, que habían pedido la suspensión de la declaración, pero la jueza no la aceptó .Finalmente, el expresidente de la Diputación no prestó declaración. No aceptó que le asistiese una letrada que le enviaron del despacho de Madrid y mucho menos uno de oficio, al parecer en prácticas, como así le sugirió la jueza. Después destacó que no tenía nada en contra de los abogados de oficio porque él también lo fue. Recordó que se podía ser un genio, pero en cinco minutos no se puede tener conocimiento de un asunto tan amplio. Explicó que no podía aceptar que un profesional le asistiese sin conocer los veinte tomos de la instrucción.

Sobre las diez y media, De Lara llamó a Besteiro para una sala de vistas a la que fueron entrando la media docena de abogados que habían acudido al acto, entre ellos el del exalcalde de Lugo. El encuentro entre el líder socialista y la jueza duró únicamente unos cinco minutos porque este no aceptó llevar a cabo ninguna declaración.

La intervención de Besteiro ante los medios fue extensa.Comenzó anticipando que venía «con toda a vontade de prestar declaración» y explicó el largo proceso en el que está sometido. Recordó que fue el 3 de julio de 2015 cuando tuvo la imputación, que calificó de exprés, y la posterior citación para declarar el 31 de ese mes. Ese acto se suspendió porque faltaban documentos y también otras declaraciones. Eso coincidió, dijo, con «unha acción política do PP, por parte de Núñez Feijoo, de vetar o meu nomeamento para o Senado». «Levo seis meses para prestar declaración e co ánimo de facela acudín ao xulgado»,advirtió.

Recordó que sus abogados explicaron las razones por las que no podían estar en lugo. Lo hicieron, recordó, con luz y taquígrafos, pero la jueza no admitió y ayer propuso un abogado de oficio. «Comprenderán -expresó- que o dereito de defensa pode sentirse condicionado cun abogado de oficio nunha causa de 20 tomos. Non acabo de entender por que esta declaración con estes condicionantes non se tiña suspendido ou posto para una data anterior. Levo esperando seis meses para declarar e non entendo este proceder. O que aconteceu hoxe responde a unha pura lóxica e o puro sentido común. Non teño inconvinte en vir outro día cos meus avogados que coñecen e están familiarizados coa causa».

«Non etendo o que acontece neste xulgdo, como non entendía moitas cousas desde que se produciu a imputación hay seis meses. Levo 180 días, pero parece que só se podía facer o 12 de xaneiro, e non outro día que é cando se podía facer a declaración con todas as garantías ás que teñen dereito todos os cidadáns, e eu tamén», explicó.

«Son alleo ás discusións de avogados e xuíces»

En cuanto al enzarzamiento que mantienen sus abogados, especialmente Cándido Conde-Pumpido Varela, con la jueza del caso, Gómez Besteiro dijo: «Son alleo ás cuestións e discusións que poden ter os avogados e os xuíces. O que debe proceder é o sentido común. Cando hai unha persoa que está disposta a declarar e quere, debe facilitárselle esa declaración se se considera importante. En meses pasados houbo a suspensión da declaración doutra persoa e non houbo inconvinte algún. Non acabo de entender iso porque o que está menos interesado en dilatar o proceso son eu, por moitas cuestións. A primeria, de carácter profesional e familiar, a máis importante, sen lugar a dúbidas. Logo está a cuestión política que todos coñecen. E tamén está a cuestión económica, que queren que diga. Pago os avogados cos meus aforros e dunhas retribucións que non teño desde o 20 de xuño. Por tanto, non me saen gratis».

En cuanto a la recusación que tiene planteada a De Lara, volvió a recordar que era ajeno a las comunicaciones o diálogos que podían tener abogados y jueces. Recordó: «comunicacións  máis ou menos amistosas hoxe, e nun futuro menos amistosas; pero eu, insisto, son alleo a esa cuestión».  «Teño cuestionada a competencia da señora xuíza. É unha cuestión normal no mundo do dereito e non hai ánimo dilatorio nesa petición. Trátase dunha cuestión procededimental. Non entendo esta forma de proceder e non o digo honestamente como un reproche. Non responde ao sentido común. Todo o mundo ten dereito a o seu avogado e eu son parte dese mundo. Enténdeo hasta un pequeno cando ve o primeiro telefilme americano e se lle preguntan esas cuestións».

Desnudismo económico y no hay caso

En la comparecencia, Besteiro recordó que el pasado mes de agosto había hecho un «striptease económico e patrimonial; iso quería significar que todo o que ten Gómez Besteiro e de onde ven teno todo o mundo absolutamente claro». Seguidamente advirtió: «Non hai caso, pero ata chegar ao fondo da cuestión hai unha formalidade. Pero non teño temor a un reproche penal contra min. En absoluto», advirtió. ¿Y temor político?, le preguntó un periodista. Y su respuesta fue: «É evidente que isto condiciona. Non digo ningunha novidade que vostedes non coñezan nin coñeza todo o mundo, pero eu espero saír porque si no fondo non hai nada, non debería haber retrasos nin dilacións que eu non desexo en abosluto. Son o menos interesado en que as haxa neste asunto».

No hay derrocamiento

En cuanto a las discrepancias que se produjeron el pasado sábado en el comité nacional de los socialistas gallegas y un supuesto plan B para ser derrocado dijo: «Non vin discrepancias. Vin críticas moi constructivas, que sempre hai que atender. A cuestión de discrepancias visualízase tanto no comité nacional como no federal. Falamos libremente. O PSOE sempre ten capacidade de diálogo e discusión e eso é o que se fai nun comité nacional, pero creo que todo queda absolutamente claro cando imos formular en febreiro un amplio comité nacional de discusión programática e do calendario para as primarias», indicó.

Publicidad

Comentarios 9