Imagen:

El alcalde de Becerreá dice que la Xunta presiona a la Guardia Civil

La corporación pide a la Aplu que posponga la orden de derribo de una casa


Lugo / La voz

La amenaza de derribo que pesa sobre una casa de Lamas, en Becerreá -la Xunta intentó ejecutar una sentencia de demolición, pero la resistencia vecinal se lo impidió- fue el punto principal de la orden del día del pleno que ayer por la tarde se celebró en Becerreá, y que contó con gran presencia de público. En relación con este asunto, el alcalde, el socialista Manuel Martínez, explicó que la Xunta está presionando a la Guardia Civil supuestamente por no colaborar en el operativo que montó la Policía Autonómica para ejecutar el derribo. «Desde o Concello apoiamos á Garda Civil de Becerreá, a Xunta nin sequera nos comunicou que se ía facer o derribo nin montar o operativo», explicó Martínez.

Según declaró el alcalde, la Policía Autonómica pidió a la Guardia Civil que multase a un vehículo supuestamente mal aparcado: «Así o fixeron, pero ese coche estaba nunha vía municipal e non impedía o paso. Agora a Xunta presiona para que sancionen á Garda Civil porque non foi suficiente, din que non colaboraron no operativo, non sei que pretendían que fixeran», explica.

Votación
4 votos
Etiquetas
Guardia Civil Xunta de Galicia Becerreá Comarca dos Ancares