El alcalde de Becerreá dice que la Xunta presiona a la Guardia Civil

La corporación pide a la Aplu que posponga la orden de derribo de una casa

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Imagen de archivo de uno de los días de protesta vecinal en la casa de Lamas. ÓSCar Cela

La amenaza de derribo que pesa sobre una casa de Lamas, en Becerreá -la Xunta intentó ejecutar una sentencia de demolición, pero la resistencia vecinal se lo impidió- fue el punto principal de la orden del día del pleno que ayer por la tarde se celebró en Becerreá, y que contó con gran presencia de público. En relación con este asunto, el alcalde, el socialista Manuel Martínez, explicó que la Xunta está presionando a la Guardia Civil supuestamente por no colaborar en el operativo que montó la Policía Autonómica para ejecutar el derribo. «Desde o Concello apoiamos á Garda Civil de Becerreá, a Xunta nin sequera nos comunicou que se ía facer o derribo nin montar o operativo», explicó Martínez.

Según declaró el alcalde, la Policía Autonómica pidió a la Guardia Civil que multase a un vehículo supuestamente mal aparcado: «Así o fixeron, pero ese coche estaba nunha vía municipal e non impedía o paso. Agora a Xunta presiona para que sancionen á Garda Civil porque non foi suficiente, din que non colaboraron no operativo, non sei que pretendían que fixeran», explica.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Saber más...