Una estudiante de Farmacia pasó una hora atrapada en su coche

Dos heridos en un espectacular choque de todoterrenos en A Fonsagrada

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Una joven estudiante de Farmacia, vecina de A Fonsagrada, pasó ayer más de una hora atrapada en el interior del coche que conducía con graves heridas en las piernas. Finalmente pudo ser rescatada, no sin cierta dificultad, y fue evacuada en helicóptero al hospital lucense. La afectada sufrió un percance de tráfico en el que se vio involucrado su terreno y otro cuyo conductor también tuvo alguna lesión, aunque de carácter leve.

El choque ocurrió pasadas las seis y media de la tarde en la carretera que va de Louxas a Tumbiadoira, en la parroquia de Lamas de Moreira, a algo más de veinte kilómetros de la capitalidad municipal. Las personas que acudieron al lugar de los hechos no hallaban una explicación a las causas que provocaron el choque de los dos vehículos: un Suzuki Vitara en el que iba la joven y un Land Rover guiado por un vecino de la zona. El percance se produjo en un tramo prácticamente recto, con un ligero cambio de rasante.

El servicio de emergencias 112 recibió el aviso del accidente a las 18,33 de la tarde. En principio, este departamento de auxilio ya fue informado de que serían necesarios medios porque una persona permanecía aprisionada en el interior del vehículo y planteaba cierta complicación sacarla. Asimismo, dada la relevancia que podrían tener sus heridas, fue reclamada la presencia de un helicóptero, que tomó tierra en un lugar próximo al lugar del suceso.

Fue avisado el servicio de Protección Civil de A Fonsagrada, que desplazó al lugar varios efectivos. Fueron sus componentes los que realizaron un laborioso trabajo para sacar a la conductora. Lo lograron después de una hora de esfuerzo.

Al lugar acudió personal del 061 de A Fonsagrada y de Navia de Suarna. La joven fue conducida hasta la aeronave, que la trasladó a continuación hasta al complejo hospitalario lucense. Según indicaron personas que se encontraban en el lugar del accidente en el momento en que la joven fue sacada del vehículo, esta se encontraba consciente, si bien se quejaba de fuertes dolores en las piernas.

Los dos vehículos chocaron de manera frontolateral. Sus frontales delanteros izquierdos fueron los que resultaron seriamente dañados. El Vitara que conducía la joven -M .F. V., de 20 años- se salió de la vía y quedó literalmente colgado de un pequeño desnivel. El Land Rover, por su parte, quedó en la calzada. Su conductor -B. A. L., de 52 años -también fue conducido al hospital lucense, aunque en este caso en una ambulancia del 061.

Estado en el que quedaron los dos vehículos involucrados en el espectacular percance. manuel