El plato único, una alternativa al menú del día en tiempos de crisis

Cada vez son más las cafeterías y restaurantes de la ciudad que ofrecen la posibilidad de comer solo un plato por cuatro o cinco euros

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Un guiso de calamares, arroz con conejo o unos macarrones a la boloñesa. Todos ellos son platos que figuran en la carta de cafeterías y restaurantes de la capital lucense que incluyen en su oferta el plato único, una alternativa más barata aún que el ya de por sí económico menú del día. Por cuatro o cinco euros, cualquier persona puede comer a diario «algo caliente», sin que se resienta mucho su bolsillo, algo que es de agradecer en estos tiempos de penurias económicas.

La mayor parte de los establecimientos hosteleros que han incorporado el plato único a su oferta son locales que ya venían ofreciendo el menú del día, cuyo precio en Lugo oscila entre los siete y los diez euros, y que permite a los clientes escoger entre tres primeros y otros tantos segundos, además del postre. En este caso, el comensal se decanta por uno solo de esos platos, que le sirven acompañado del pan y la bebida. Esta práctica también empieza a ser común en cafeterías cuya carta se centra básicamente en las raciones y los platos combinados.

Comida casera

Aunque lo del plato único es una tendencia que se está extendiendo sobre todo entre restaurantes especializados en comida casera y tradicional, también lo están llevando a la práctica otros establecimientos cuya especialidad son los vinos y los licores. Este es el caso por ejemplo de la vinoteca La Sucursal, en la que el plato del día se revela como el complemento perfecto para acompañar alguno de los caldos que este local de la calle San Pedro tiene en su bodega a disposición de los comensales para ser saboreados.

La clientela que demanda un único plato en los locales de la ciudad de Lugo que lo ofertan no se restringe únicamente a aquellas personas que pudieran estar atravesando por dificultades económicas, sino que se hace extensible a todo tipo de gente, que encuentra en esta alternativa la posibilidad de comer a diario por un precio módico, con lo cual por el dinero que le costaría el menú del día puede comer un plato durante al menos dos jornadas.

Con uno basta

Para el encargado del restaurante Darío, uno de los que cuenta con plato único en la ciudad lucense, esta es una opción no solo para personas con escasos recursos, sino también para gente a la que le basta con comer un solo plato. En cualquier caso, lo único cierto, como dice este hostelero de la avenida da Coruña, es que «comer hai que comer, tanto se a situación económica é boa como mala». Y es que, ya lo dice el refrán: las penas con pan son menos, y si es con un plato de callos, mejor todavía.

Aplicando un dicho que viene muy al caso, podría decirse que en la implantación del plato del día o plato único se han juntado el hambre con las ganas de comer, ya que, por un lado los hosteleros pueden ver incrementada su clientela, y por otro, aquellas personas con escasos recursos, o las que no precisan comer mucho, encuentran en esta propuesta una alternativa adaptada a sus necesidades.

Ejemplo de todo ello lo encontramos en el restaurante Cofín, en el que este es el segundo año que ofertan el plato único, una iniciativa que, según el dueño del local, Manuel Pena Varela, está bastante más extendida en otros lugares que aquí. En su caso, aún sin haber hecho cálculos, estima que tiene entre un diez y un quince por ciento de clientes que se decantan por el plato del día, que pueden pedir de lunes a viernes. Son en su mayoría personas mayores que por su escasa actividad no precisan mucha comida, y también estudiantes y gente joven, a los que, con un único plato les es suficiente.

Con pan, bebida y café

Pero no son estos los únicos destinatarios de esta económica medida para comer caliente. Como dice Manuel Pena, «pensamos tamén na xente que está na rúa, comendo de bocadillo». Sea como sea, unos y otros pueden escoger cualquiera de los platos que el restaurante Cofín tiene en el menú del día cada jornada, y que en la fecha consultada incluía: ensalada mixta, paella, sopa de cocido, chipirones a la plancha, filete de pollo, cocido y filete de merluza. El plato elegido se lo sirven al cliente con pan bebida y café.

testimonio MANUEL PENA, RESTAURANTE COFÍN

Pena mostrando el tablón donde oferta su menú, así como la opción de escoger uno de los platos. pradero