La nueva piscina de Frigsa

Ayer se abrieron las instalaciones tras la ampliación y hubo 448 matrículas para cursos de natación


lugo/la voz.

Si consigue apoyo de otra Administración, el Ayuntamiento de Lugo se animará a construir una nueva piscina en una terreno municipal. Lo dijo ayer el alcalde, José López Orozco, en el transcurso de la visita que efectuó a las instalaciones de la piscina climatizada de Frigsa, tras la ampliación de la que fue objeto para dotarla de un segundo vaso.

El alcalde estuvo acompañado en la visita por el concejal de Deportes, José Manuel Díaz Grandío. Orozco señaló que el nuevo vaso tiene menor profundidad que el primero; oscila entre 1,20 y 1,60 metros. La ampliación de las instalaciones costó tres millones de euros, y la financiación corrió a cargo del Plan E, «do Plan Zapatero», puntualizó el presidente de la corporación municipal. Recordó que las obras comenzaron en junio del 2009 y las ejecutó la empresa OHL. «Demostramos unha vez máis como eses fondos constitúen un extraordinario beneficio para Lugo», declaró el alcalde.

Con la reforma efectuada, aumentan las posibilidades de impartir cursos de natación, de modo que pasarán de 85 a 107. Aumenta un 100% el número de calles disponibles para baño libre.

Del interés por los cursos de natación da idea el que ayer, primer día para inscribirse, se anotaron sólo en Frigsa 448 personas, mientras que en As Pedreiras lo hicieron 139.

Previsión

López Orozco señaló que ahora tendrán que estudiar el nivel de cobertura de la demanda que se da con la puesta en funcionamiento del segundo vaso de la piscina de Frigsa. Aún así, está convencido de que Lugo necesita otra instalación de este tipo y está dispuesto a poner los medios municipales necesarios para conseguirlo si logra respaldo de otra Administración. El Concello aportaría terreno de su propiedad en una de las zonas de la ciudad en las que aún no hay piscinas municipales.

La ampliación de las instalaciones de Frigsa, en cuanto a personal, sólo exige la contratación de una persona, porque la mayor parte de las necesidades se cubren mediante una reorganización del personal adscrito a la concejalía de Deportes.

Orozco recordó que las obras incluyeron la mejora del pabellón polideportivo que hay en la parte más antigua de la piscina, así como de las oficinas, que ahora concentran todas las de la concejalía de Deportes. Recordó que las nuevas instalaciones incluyen una sauna. También fue instalado un ascensor, dentro de las medidas para mejorar la accesibilidad.

Votación
1 votos