Las antenas de Hitler, desguazadas

De la torre de Arneiro ya queda menos de la mitad. Los cacos la cortan en trozos y se llevan toneladas de acero en camiones


lugo |

Las torres alemanas de A Terra Chá ya casi han pasado al recuerdo, porque buena parte de su material ya fue robado. La que había quedado más íntegra tras su caída, la de Arneiro, está siendo desguazada paulatinamente y en días pasados ya quedaba menos de la mitad de su fuste. Personas desconocidas la fueron cortando en piezas con potentes radiales después de llevar hasta el lugar generadores eléctricos. Las piezas son cargadas en camiones, tal como reflejan los rodales sobre el terreno, y se llevan con toda impunidad las toneladas de acero alemán. La única torre que no han despiezada nada es la de A Graña, pero es la que más se destrozó con la caída, e incluso rompió por la mitad.

Votación
2 votos