El Concello acata las recomendaciones de Cultura para aprobar el PXOM en plazo


29/10/2008 02:00 h

El equipo de gobierno aseguró ayer que el pleno para debatir la aprobación provisional del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) se celebrará, en principio, el día 3 de diciembre, tal y como se acordó en mayo. Para facilitar que este objetivo se cumpla, el Concello acatará todas las «recomendaciones» de la Consellería de Cultura, la única administración que, por el momento, ha emitido un informe desfavorable y cuyo parecer es vinculante para la aprobación del plan.

La única sugerencia que, por ahora, no se va a trasladar a los planos es la delimitación del Camiño Primitivo y su contorno de protección, así como elementos anexos como muros, vegetación autóctona, o edificios singulares relacionados con la peregrinación. La Consellería de Cultura acaba de exponer al público una delimitación oficial que, en cuanto entre en vigor, el Concello adoptará como tal, según indicó Novo. Si se plasmara con la delimitación actual, habría que modificar el plan poco tiempo después para adaptarlo.

La delegada de Urbanismo se reunió ayer con representantes de la oposición para analizar los informes de otras tres administraciones (Confederación Hidrográfica, Carreteras del Estado y de la Xunta y Consellería de Cultura), cuyas recomendaciones también se incluirán para asegurar la aprobación del PXOM.

Nuevos entornos de protección

Los contornos de protección para todos los elementos que el Concello de Lugo tiene en el inventario y que aparecen en el catálogo de la Xunta se aumentarán.

Cultura aprobó el jueves pasado un nuevo decreto que marca entornos para todos los bienes catalogados. Así, se establecen 50 metros de protección para el patrimonio etnográfico; 100 para la arquitectura religiosa o civil; y 200 metros para los restos arqueológicos. Aunque aún no ha entrado en vigor, Novo adelantó que «se va a asumir para evitar conflictos administrativos y dar seguridad al ciudadano».

El representante del PP, Jaime Castiñeira señaló que, así, «la ciudad queda vendida» porque, dijo, son muchos los bienes catalogados en la capital. Novo declaró que «en función de cada bien, es mucho o es poco».

También aumentará el área de protección de Bienes de Interés Cultural (BIC) como las termas romanas, la Iglesia de Santiago de Meilán y el Templo Romano de Santa Eulalia de Bóveda. A esto hay que añadir todos los hórreos de más de cien años, que también se consideran BIC.

Votación
0 votos