Lotería del Niño: El primer sorteo en el que los premios tributarán un 20% a Hacienda

Los boletos dejan de estar libres de impuestos desde este año y deberán afrontarlos a partir de 2.500 euros

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La suerte también le sonreirá a Hacienda este año. La Lotería del Niño será la primera en estrenar la nueva legislación en materia de tributación por premios, que fija en un 20% el importe que se debe entregar al erario público.

La medida se aplicará a los premios de la Lotería del Niño a partir de 2.500 euros, así que las pedreas y premios pequeños quedarán exentos. De los demás, toca rascarse la solidaridad para que los Presupuestos del Estado engorden un poco ante la crisis. Según las estimaciones del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la medida podría suponer una aportación de unos 824 millones de euros adicionales el próximo año.

La aplicación del gravamen en la Lotería del Niño será a partir de los 2.500 euros, lo que supone que en caso de tocar 3.000, tan solo se pagarán impuestos por los 500 restantes. En este caso supondría por ejemplo cien euros. Eso significa que en caso de ganar el primer premio, que supone 200.000 euros, el tribujo afectará a los 197.500 restantes, lo que supone que se pagarán al fisco cerca de 40.000 euros.

Así que a partir de ahora a la alegría que supone recibir un premio de la lotería habrá que restarle un pellizco para las arcas del Estado. De hecho, el afortunado ya no llegará a ver el premio completo, porque la retención la aplicará directamente la entidad organizadora del sorte, Loterías y Apuestas del Estado. Así que todos los que tengan un boleto ganador en el sorteo de la Lotería del Niño solo se tendrán que preocupar por los rendimientos que les genere ese dinero, ya que en ese caso sí que tendran que responder ante Hacienda.

A estas cifras, y como en años anteriores, hay que sumar el pellizco que se lleva el erario de la mano de los billetes de lotería premiados que no fueron vendidos.

Contra el fraude

Esta medida, que también será aplicada tras la Lotería del Niño a otros sorteos, supone también una lucha contra el fraude. Y es que todos los que querian lavar el dinero negro apostaban en el pasado por combrar los billetes con un sobre coste, al que ahora tendrán que restar también la parte correspondiente a Hacienda.

En cualquiera de los casos, también hay que recordar que los premios de la Lotería del Niño no se incluirán en las base imponible del IRPF, lo que supone que no influirá en las peticiones de becas o similar.

Más información