Lotería de Navidad 2011: El gordo deja una estela de 414 millones en Cerdanyola y Barcelona 79250

El bar Maldonado, en la localidad industrial de Pallejá, repartió entre sus clientes habituales 276 millones

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

1.º PREMIO

Dotado con 300.000 euros por décimo. La mayor parte de las series fueron expedidas en Barcelona y Cerdanyola

El bar Maldonado, de Pallejá, una ciudad cercana a la capital catalana, sirvió ayer más botellas de cava que en toda su vida. La crisis aprieta en esta localidad fabril del área metropolitana de Barcelona, pero el establecimiento fue uno de los grandes agraciados con el gordo de Navidad. Ni más ni menos que 600 décimos del primer premio, el 79250, dotado con tres millones de euros a la serie, se vendieron en el local regentado por Antonio Maldonado, que adquirió las sesenta series en la administración 7 de Cerdanyola del Vallès (Barcelona). Este despacho repartió la friolera de 276 millones de euros, correspondientes a 92 series, prácticamente el gordo entero. La suerte, eso sí, no fue completa, ya que la oficina triunfadora había adquirido 130 series, pero acabó devolviendo 38.

Antonio Muñoz, lotero triunfador del día, estrenaba ubicación, ya que hace tres meses dejó su administración de Barcelona para abrir una nueva en Cerdanyola. La permuta le ha salido redonda.

La vida le cambió cuando a eso de las once y cuarto Andrés López e Iván Quintero cantaron el número ganador, que pasará al libro de los récords como el más alto de todos los gordos que se han repartido a lo largo de los 200 años de historia del sorteo de Navidad.

Y por su terminación (50) era además muy del agrado de la clientela barcelonesa, porque venía a homenajear el 5-0 que el Barcelona le endosó al Real Madrid. Una de las que se acercó por el despacho fue una mujer de Ripollet que aseguró que con el premio iba a ayudar a sus cinco hijos en paro.

El propietario del bar más festivo del día, Antonio Maldonado, sin voz tras saber que había repartido la alegría entre sus parroquianos, explicó que está abonado al número y que lo compra todos los años. «Lo estamos celebrando a tope», dijo. No solo trajo la suerte a la clientela, sino que la disfrutó en primera persona porque se quedó un décimo que le reportará 300.000 euros.

El gordo fue generoso con diferentes partes de España, aunque la provincia de Barcelona se llevó la palma. En total dejó entre Cerdanyola y la ciudad condal un total de 414 millones de los 585 que repartió.

En el día de la salud, la veterana administración de la plaza de Urquinaona de Barcelona, también distribuyó una serie del número 79250. Mientras que el despacho número 323 de Mercabarna fue el otro epicentro de la jornada, al distribuir 135 millones del gordo. Un estreno por todo lo alto para este despacho que nunca había repartido premios de Navidad. Son 45 series, reservadas por dos empresas, una ubicada en Mercabarna y la otra en la zona franca, cerca del puerto.