Jael Joyería revela las tendencias para la temporada de bodas

Alianzas con un diseño resistente al paso del tiempo, pendientes de orla y pendientes largos son los elementos más reclamados

Publirreportaje

Es tiempo de bodas. Según el Instituto Nacional de Estadística, los meses de julio y septiembre son los que más ceremonias nupciales acogen, así que es probable que muchas parejas estén en plena preparación. La elección de las joyas que se llevarán en un día tan señalado es uno de los elementos fundamentales en este proceso. Clasicismo y algún toque innovador mandan entre los complementos más demandados.

En el momento clave ellas apuestan por los valores seguros. «Las novias siempre son novias», sentencia Tono Carabel, responsable de Jael Joyería en A Coruña y especialista en gemología. Alianzas con un diseño resistente al paso del tiempo, pendientes de orla y pendientes largos son los elementos más reclamados a la hora de elegir los complementos para la ceremonia nupcial. Las creaciones basadas en el estilo art-decó, atemporales y evocadoras, están entre las más demandas. En cuanto a los materiales, siguen mandando el oro blanco y el oro amarillo de siempre, aunque con matices: en los últimos tiempos el oro rosa se ha convertido en una opción a tener en cuenta para las bodas.

Tradición y nuevas tendencias también cruzan caminos en lo que se refiere a gemas. Es evidente que el diamante blanco sigue siendo el rey en la temporada de bodas, pero en los últimos tiempos han ganado terreno los diamantes de color, primero negros y ahora verdes. Estas piezas han tomado la relevancia que se merecen por los matices de luz y tonalidad que ofrecen y por su escasez en el mercado. A ello hay que sumar un auge en el uso para ceremonias nupciales de gemas coloridas más tradicionales, como el zafiro, el rubí o la esmeralda; con la simple presencia de sus brillos azules, rojos o verdes son capaces de iluminar la uniformidad blanca de las bodas de toda la vida.

Del mismo modo se han revalorizado creaciones clásicas como los pendientes o collares de perlas. Se llevan especialmente las conocidas como South Sea pearls o perlas de los Mares del Sur, procedentes de Australia, cuyo tamaño y calidad las hacen muy apreciadas por las novias. La de perlas y brillantes es una de las combinaciones más acertadas para este tipo de ocasiones.

En cuanto a los hombres, las estrellas de esta época siguen siendo son los relojes, ofrecidos por ellas como regalo de pedida de mano. En este momento se imponen los diseños más clásicos, con cajas de diámetro algo más reducido que los relojes deportivos y esferas limpias y de gran legibilidad. De todos modos, Carabel apunta que cada vez son más los hombres que consideran la idea de llevar creaciones específicas para bodas, principalmente pulseras: «Todavía no es lo más generalizado, pero hay que recordar siempre que los hombres también nos ponemos joyas», explica Tono Carabel.

La organización de una boda requiere una inversión grande, y, en este sentido, Jael Joyería ofrece a sus clientes de A Coruña y Santiago bonificaciones en la compra de joyas o relojes para la pedida de mano dentro de su Promoción Nupcial. La adquisición de este tipo de productos lleva aparejadas varias modalidades de cheque regalo. Estos cheques tienen validez de un año y son canjeables en las tiendas de A Coruña y Santiago con la compra de piezas de precio igual o superior al importe regalado. Entre los productos incluidos se encuentra una gran variedad de anillos, relojes y otras joyas perfectas para fijar en el recuerdo un momento tan importante como el de la petición de matrimonio.

 

Votación
3 votos
Etiquetas