Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

Muere uno de los heridos en el accidente de Sober

Se trata de un hombre de 78 años que chocó frontalmente con su coche contra una furgoneta en la carretera que une este municipio con Monforte

18 de febrero de 2016. Actualizado a las 23:22 h. 2

0
0
0

El hombre que resultó herido esta mañana en un violento choque frontal en la carretera de Sober falleció esta tarde. La víctima había sido evacuada con vida al hospital de Monforte. Ante la gravedad de su estado los médicos que lo atendieron allí decidieron enviarlo al hospital de Ourense, donde finalmente ha muerto, 

El accidente se produjo a las once y media entre los lugares de A Vacariza y Telleiros. Tanto el fallecido como la mujer que resultó herida eran vecinos de Sober. El hombre fue rescatado con vida por los bomberos y los médicos, porque la parte delantera de su vehículo quedó tan destrozada que los sanitarios no podían sacarlo.

En el accidente se vieron implicados un turismo y una furgoneta que chocaron de frente. El conductor del turismo, un Volkswagen Golf, es M.F.P., de 79 años. Circulaba en dirección a Sober cuando se produjo el choque. En sentido contrario iba la furgoneta Citroen Berlingo conducida por M.D.M.F., una mujer de 44 años.

El impacto destrozó la parte delantera de los dos vehículos. Avisado de lo ocurrido el servicio de emergencias 112, al lugar acudieron una ambulancia del 061, la Guardia Civil de tráfico y los bomberos de Monforte. Los bomberos tuvieron que utilizar un equipo de cortar carrocerías para sacar al herido de 79 años, que estaba atrapado por las piernas en el amasijo de hierros al que quedó reducida la parte delantera de su coche. Los dos heridos fueron trasladados en ambulancia al hospital de Monforte.

El accidente se produjo en un tramo que hace una curva a la derecha en sentido a Monforte. La Guardia Civil tendrá que determinar ahora cómo se produjo el choque y si alguno de los vehículos se salió de su carril.

La carretera permaneció cortada hasta última hora de la mañana, porque los los vehículos siniestrados ocupaban los dos sentidos de circulación. El tráfico no se normalizó hasta que los dos fueron retirados en sendas grúas. Los bomberos tuvieron que limpira las manchas de combustible que quedaron sobre la calzada tras el choque. 

Temas relacionados

Publicidad