Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Aconsejan al Sergas que pague 60.000 euros a la madre de una niña muerta tras el parto en Monforte

La madre estaba embarazada de gemelos y el otro bebé salió adelante sin problemas

05 de febrero de 2016. Actualizado a las 19:06 h. 3

0
0
0
0

El Consello Consultivo de Galicia, en virtud de una reclamación patrimonial presentada a través de los servicios jurídicos de la asociación 'El Defensor del Paciente' en Galicia, ha dictaminado que el Sergas indemnice «en la suma de 60.000 euros» a los padres de una niña que falleció a los ocho días de nacer en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, el defensor del Paciente ha informado de que los hechos se remontan al año 2008 cuando la paciente, T.L.E, de 23 años, ingresó en el hospital comarcal de Monforte (Lugo) por un parto gemelar.

En el paritorio, el primer gemelo nació de forma espontánea, pero el segundo «se estancó en su progresión» por la presentación que traía. «Pasados unos 40 minutos sin progresión, y ante evidentes signos de sufrimiento fetal», el ginecólogo dio orden para preparar un quirófano para practicar una cesárea de «urgencia», recoge el escrito.

Según los datos facilitados por el defensor, la joven entró en quirófano a las seis y cuarto de la mañana y la intervención concluyó casi una hora después, sin embargo advierten de que los datos clínicos recogidos en la historia del recién nacido no coinciden.

«En la hoja de historia del recién nacido se hace constar que fue a las 6:15 horas, pero ello es imposible, pues a esa hora su madre aún estaba entrando en quirófano», han detallado.

Afirman que «no consta» en la historia clínica «ni el registro de monitorización cardiotocográfica del segundo gemelo, ni la hoja de pediatría neonatal», ni tampoco «qué pediatra se hizo cargo del segundo gemelo para reanimarlo, ya que nació con Apgar 1, equivalente prácticamente a muerte fetal».

También apuntan a que no se hace referencia de la hora a la que se ordenó el traslado al CHUO ni en qué condiciones se realizó el traslado de la recién nacida, relativo al medio de transporte o las condiciones médicas.

Desde el Defensor del Paciente, atribuyen lo ocurrido a «la mala praxis» del Sergas en el parto que provocó que falleciese el neonato «una semana más tarde de su ingreso».

Para el Consello Consultivo, «está claro que se produjo una situación de hipoxia en el periparto de la suficiente entidad y severidad como para ser relacionadas con el fallecimiento del neonato a los 8 días de vida».

Asimismo, se sustentan en que el Sergas «no ha conseguido explicar por qué se ha producido semejante daño desproporcionado dado que las circunstancias en las que venían los dos gemelos eran perfectamente conocidas, por lo que era exigible una especial diligencia por parte de los servicios médicos actuantes concretada en una rápida y urgente actuación, lo que no se hizo».

A raíz de estos hechos, se abrieron diligencias penales en el Juzgado de Instrucción de Monforte de Lemos contra el personal sanitario que intervino en el parto gemelar.

En este sentido, el abogado de la paciente y de los servicios jurídicos del defensor, Cipriano Castreje, ha apuntado que aunque el dictamen del Consello no es vinculante, supone «una clara prueba de que para este alto órgano consultivo las cosas no se hicieron bien».

Por este motivo, la defensa avanza que continuará con el proceso judicial «hasta sentencia en la que se pedirá una mayor indemnización para la familia» por «mala praxis» en la atención al neonato.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0