Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

Los espeleólogos del ECDC ponen fin a veinte años de visitas a O Courel

La asociación renuncia a seguir explorando las cuevas de la sierra a causa de las trabas burocráticas 

11 de enero de 2016. Actualizado a las 07:51 h. 15

Ampliar imagen

0
0
0

El Espeleo Club de Descenso de Cañones (ECDC), formado por espeleólogos y barranquistas de diversas localidades gallegas, no tiene previsto llevar a cabo este año ninguna nueva exploración en las cuevas de la sierra de O Courel, en las que esta asociación realizó diversos hallazgos en los últimos años. El motivo son los trámites que exige la actual normativa gallega que regula las actividades en espacios de Red Natura y que, según el ECDC, suponen una traba importante para organizar visitas a  las grutas de la montaña lucense. Mientras no cambie este reglamento, el colectivo no explorará más cuevas gallegas, aunque seguirá desarrollando sus actividades en el Bierzo. 

Nino Santos, uno de los miembros del ECDC, señala que la normativa autonómica que entró en vigor en el 2014 obliga a solicitar una licencia con al menos quince días de antelación para visitar las cuevas de las zonas de Red Natura. «La tramitación hay que hacerla con papel y ventanilla y no se admite por Internet, además de que exigen una gran cantidad de datos y detalles, así que ahora resulta todo muy largo y engorroso», explica. «Nosotros siempre organizamos las salidas con mucha menos antelación, en función de la meteorología y de la gente que puede venir cada vez, porque somos de distintos lugares de Galicia, y no podemos pasar tanto tiempo con todo esta burocracia», añade.

Por otro lado, los integrantes de la asociación dudan de la eficacia de esta reglamentación de cara a proteger las grutas. «Los que arrancan estalactitas y causan otros destrozos en las cuevas no se molestan en hacer todos estos trámites», dice Santos. «Esta normativa lo que hace es causarnos problemas a los que exploramos seriamente las cavidades y ayudamos al conocimiento y la conservación de este patrimonio», agrega.

A modo de despedida, el ECDC publicó en su página web un resumen de las actividades que sus miembros han realizado en O Courel desde 1996, a menudo en colaboración con otras asociaciones. Entre ellas destacan el descubrimiento de fósiles en la gruta de Ceza y la Cova do Uro y varios hallazgos arqueológicos, así como la primera exploración ?realizada en el 2011? y el levantamiento topográfico de la sima del Taro da Cruz, que nadie había podido visitar con anterioridad por estar cerrada su boca por un bloque de piedra.  

Recomendaciones para continuar estudiando la zona

Aunque por ahora no prevé realizar más visitas a O Courel, el ECDC está dispuesto a compartir la información que ha reunido sobre las cuevas de la zona con otros colectivos interesados en su estudio. Un lugar que recomiendan explorar con más detalle es la cueva de Can do Xoque, que sus miembros visitaron de forma limitada en tiempos recientes.

La cavidad se encuentra en las cercanías de la cueva de Ceza, una de las más conocidas en la sierra por los espeleólogos de toda Galicia. «En los últimos tiempos estuvimos investigando en esa zona y descubrimos muchas bocas que nadie investigó por ahora», apunta Nino Santos a este respecto. «Es probable que todas esas cavidades formen parte de un único sistema cárstico y es posible que algunas de ellas estén conectadas con otras, que es algo que habría que estudiar mejor en un futuro, cuando haya menos obstáculos», apostilla.  

Temas relacionados

Publicidad