Destinan 1,6 millones para asentar el oso pardo en O Courel y Os Ancares

La Xunta pondrá este mes en marcha un plan financiado con fondos europeos

.

quiroga / la voz 01/06/2017 15:15 h

La Consellería de Medio Ambiente pondrá en marcha en las sierras de O Courel y Os Ancares un proyecto para favorecer el asentamiento de los osos pardos que será financiado con fondos del programa medioambiental europeo Life. La actuación contará con un presupuesto de 1,6 millones de euros y se desarrollará en el área de lugar de interés comunitario Ancares-Courel, perteneciente a Red Natura. La iniciativa fue comunicada por la directora xeral de Patrimonio Natural, Ana María Díaz, a los alcaldes de Folgoso do Courel, Quiroga, Samos, Triacastela, As Nogais y Pedrafita do Cebreiro en un encuentro al que asistió también el delegado territorial de la Xunta, José Manuel Balseiro.

Díaz señaló que el objetivo del proyecto es apoyar la viabilidad a largo plazo de las poblaciones cantábricas de oso pardo favoreciendo su expansión hacia el suroeste de esta área geográfica y su asentamiento permanente en la sierra de O Courel. De esta forma se espera contribuir al incremento del número de ejemplares de esta especie y garantizar su conservación.

El proyecto estará coordinado por la Fundación Oso Pardo y empezará a desarrollarse este mismo mes. Entre las actuaciones previstas figura la plantación de masa arbórea y arbustos autóctonos para que el medio natural resulte más favorable a los osos. Los promotores del plan pretenden asimismo incrementar la conexión entre las diferentes zonas boscosas, lo que facilitará los desplazamientos de los plantígrados por el territorio.

Protección de colmenares

El programa comprende además la recuperación de fincas abandonadas con el fin de aumentar la calidad general de los hábitats y medidas de protección de los colmenares frente a los ataques de los osos. Episodios de este tipo se han venido sucediendo con regularidad a lo largo de los últimos años -sobre todo durante la temporada de verano- en diversas localidades de la sierra de O Courel, como las aldeas de Seceda y Vieiros. Los apicultores afectados por estos ataques han recurrido con frecuencia al uso de pastores eléctricos proporcionados por la Consellería de Medio Rural y también han solicitado indemnizaciones por la pérdida de colmenas.

Las actuaciones previstas en el plan incluyen también actividades de educación ambiental y de sensibilización social -jornadas y encuentros formativos- que tendrán por finalidad conseguir que las medidas de conservación de esta especie tengan la mayor aceptación posible. También se llevarán a cabo acciones de esta clase en los municipios de Becerreá, Cervantes y Navia de Suarna, situados al norte del área geográfica donde habrá intervenciones sobre el terreno,

El objetivo es que los animales se fijen en zonas que ahora solo visitan esporádicamente

Desde la entrada en vigor del plan de recuperación del oso pardo de la Xunta -en abril del 2013- los municipios de Folgoso do Courel y Quiroga conforman un área de expansión potencial de la especie. Esta denominación se aplica a los territorios donde el oso tiene una presencia esporádica, que consiste principalemente en incursiones de ejemplares jóvenes procedentes de las áreas de cría de situadas en la provincia de León. Tales recorridos -que se extienden a largas distancias- forman parte del comportamiento habitual de estos animales en su etapa de crecimiento

El área de expansión de O Courel y Quiroga abarca 15.753 hectáreas y está conectada con otros dos territorios de igual consideración, que son la sierra del Oribio -con 6.019 hectáreas- y el llamado corredor Ancares-Courel, de 10.079 hectáreas. Estas zonas están a su vez unidas a la denominada área de presencia de la sierra de Os Ancares, donde la presencia del oso está más consolidada. Más al norte, separada geográficamente de este conjunto de territorios, está el área de presencia de Negueira de Muñiz.

Asentamiento permanente

El objetivo del nuevo proyecto es conseguir que las áreas de expansión potencia lleguen a ofrecer unas condiciones propicias para el asentamiento permanente de los plantígrados y que puedan incluso convertirse en zonas de cría.

Votación
18 votos
Comentarios