AGE pide medidas para evitar la contaminación de la ribera

Considera «excesiva» la acumulación de productos fitosanitarios

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Viñedos en bancales en la subzona de Amandi, con el cañón del Sil de fondo. alberto lópez

El reciente acuerdo del Parlamento de Galicia para avanzar en la declaración de Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad le sabe a poco a Alternativa Galega de Esquerda. Los diputados Xabier Ron y Ramón Vázquez suscriben dos proposiciones no de ley con las que AGE quiere ir algo más lejos en la preservación del patrimonio de este territorio y la implicación de la ciudadanía y las administraciones públicas en su defensa. Para ello, reclaman de la Xunta la puesta en marcha de un plan de dinamización económica y medioambiental «con cronoloxía e memoria orzamentada» y otro de «preservación, restauración, divulgación e investigación do patrimonio cultural e natural».

Este último plan debería incluir, como mínimo, el conjunto de petroglifos del sur de Lugo, el románico de la Ribeira Sacra, el castro descubierto en San Vicente, el palacio de Diomondi, el monasterio de San Paio da Abeleda y las pinturas murales de la iglesia de San Vicente de Pinol, además del patrimonio inmaterial de los municipios de integran este territorio histórico.

«Non se trata só de centrar a atención nun monumento, nun conxunto patrimonial ou nunha única cidade, senón que falamos dun territorio que mantén un patrimonio moi variado, dunha riqueza incuestionable e que debe ser preservada, divulgada e revalorizada», recoge la propuesta para la que AGE pedirá el respaldo de los demás grupos parlamentarios.

La distinción de Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad no debería ser, a juicio de esta formación, un pretexto para «unha musealización mal entendida». El territorio «vivo» por el que aboga requería de medidas correctoras para una serie de problemas que enumera su solicitud de un plan de dinamización económica y medioambiental. Entre ellos cita la escasa red de saneamiento y la consiguiente degradación de los cauces fluviales, la «excesiva contaminación fitosanitaria» de las zonas de ribeira, el escaso apoyo al sector lácteo o la «mala e pouco efectiva» política de control de incendios forestales.

Pérdida de población

Las actuaciones que reclama a la Xunta frente a estas carencias consisten, entre otras, en la ampliación de la red de saneamiento, la puesta en marcha de un programa de erradicación de la contaminación fitosanitaria en la ribeira, la eliminación de los vertederos incontrolados y la puesta en marcha de medidas de creación de empleo con el fin de «evitar a constante perda de poboación».

«Non podemos agardar a contar coa distinción da Ribeira Sacra como patrimonio da Humanidade para que a Xunta de Galicia e as restantes administracións, local e provincial, se poñan a cooperar e implementar un plan de dinamización económica e medioambiental en toda a Ribeira Sacra», señala AGE. Según su criterio, la comisión constituida para la puesta en marcha de esta candidatura «debe realizar un especial esforzo por implicar de forma activa a toda a sociedade civil, en especial as entidades culturais que traballan na conservación do patrimonio».