la mirilla

Bendiciones para los animales bajo el chubasco

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

1La tradición hizo a san Antonio Abad patrón de los animales y en la parroquia quiroguesa de Hospital -que se mantienen fieles a ella. En la misa del pasado domingo, siguiendo la costumbre, no faltaron vecinos que llevaron a sus animales para que recibiesen la preceptiva bendición del santo. La ceremonia tuvo que celebrarse bajo los paraguas, bien porque san Antonio no pudo ofrecer unas condiciones meteorológicas más favorables -también los santos tienen sus limitaciones- o quizá porque consideró que en ese momento la lluvia sería más propicia para el mundo natural en general y para el reino animal en particular. Otra tradición que se mantuvo en Hospital fue la de subastar piezas de carne que los vecinos suelen llevar como ofrenda a la iglesia, algo que también tuvo que hacerse al amparo de los paraguas. Lo que no se pudo celebrar al aire libre, en cambio, fue la procesión con la imagen del santo, porque el chubasco podría causar daños no deseados. Así que esta parte de la ceremonia tuvo por escenario el interior de la iglesia.

En honra de san Amaro

2Mientras en Hospital honraban a san Antonio Abad, en la parroquia soberina de Proendos hacían lo mismo con san Amaro, que por algo es el patrón de la localidad. Las fiestas comenzaron el sábado y continuaron el domingo, día en el que la misma estuvo acompañada por una actuación de la soprano Ángela Casado y del pianista Nemesio Gutiérrez. El concierto se cerró con la interpretación de Negra sombra, una melancólica melodía muy apropiada para estos días invernales. Ya por la tarde, el Dúo Bandoneón animó el ambiente en un baile popular, porque tiene que haber de todo.

La Voz a la vista

3Sabemos que nuestros lectores son muchos, muy fieles y presumen de leer La Voz de Galicia. Por eso no nos resultó extraño que nuestros amigos de la Óptica Malecón de Sarria decidieran empapelar todos los cubos del escaparate de su negocio con páginas del cuadernillo de la edición local de Lugo. La composición atrae a los que pasan por delante del local, que se detienen para leer los periódicos. Si lo logran con soltura continuarán su camino bien informados y si no lo consiguen es que precisan entrar en la óptica para poner remedio a su situación.