Voluntarios de diez países recuperarán un sendero en Becerreá


16/06/2011 06:00 h

La Asociación Castaño y Nogal presentó ayer el proyecto de adecentamiento del sendero Quintá-Río Donsal en Becerreá. Como en ediciones anteriores, los organizadores contarán con la colaboración de Servicio Civil Internacional. Por medio de este grupo recibirán a diez voluntarios extranjeros que contribuirán en la marcha de los trabajos.

La primera fase de esta iniciativa comenzó en 2010. Para aquella edición, llegaron a Becerreá voluntarios de Australia, Chequia o Alemania que, junto con cooperantes locales, dieron los primeros pasos en la internacionalización de la ruta. Precisamente ahora, con los diez nuevos voluntarios, se pretende que no solo se sigan realizando las tareas de limpieza, mantenimiento, y mejora de la señalización, sino que, asimismo, estas personas den a conocer el sendero en sus países de origen.

Por otra parte, la asociación también creará talleres sobre gastronomía y cultura artesanal de la zona.

Votación
4 votos