El plan general de Monforte mantendrá sin grandes cambios el suelo edificable disponible


monfortea/la voz.

El alcalde de Monforte, Severino Rodríguez, y el nuevo equipo redactor del Plan General de Ordenación Municipal, mantuvieron el pasado lunes una reunión con portavoces de la oposición municipal y de organizaciones empresariales para informarles de los pormenores de la evaluación ambiental del documento urbanístico, que supone un primer paso con vistas a su aprobación por la Xunta. Al encuentro asistieron los concejales Manuel López Eiriz (PP) y Jaime Vázquez (PSOE), y Antonio Rodríguez, Julio Vázquez Berao y Jesús Sánchez, en representación de las delegaciones locales de la CEL y de la asociación provincial de constructores.

La evaluación del impacto ambiental es un trámite que exige la nueva normativa urbanística para que la propuesta del plan general pueda someterse a la aprobación definitiva, objetivo que el equipo redactor espera que se consiga a finales del año 2012 si no se tuercen los planes. De momento, en la última reunión se anunció que el documento de evaluación ambiental será remitido a los servicios de Urbanismo de la Xunta antes de final de año.

Expectativas reales

En el encuentro no se abordaron problemas concretos relativos a volúmenes de edificabilidad o apertura de nuevas calles, pero el equipo redactor avanzó a empresarios y portavoces de la oposición algunas líneas maestras del nuevo planeamiento. Una de las más importantes es que se rebajarán significativamente las previsiones sobre ampliación de suelo edificable que contemplaba la anterior propuesta, que rechazó la Xunta por entender que ese incremento no se ajustaba a las expectativas de crecimiento de la ciudad.

Aunque el alejamiento de la vía previsto en la alta velocidad ferroviaria liberará terrenos que deberán ser integrados en la trama urbana, el punto de partida de los técnicos que trabajan en la redacción del plan general es que el suelo urbano consolidado en el perímetro de la ciudad es más que suficiente a medio plazo. Algunas intervenciones de los presentes apuntaron, precisamente, a que es más urgente favorecer la recuperación de barrios de la ciudad que están sufriendo un importante deterioro que abrir nuevas zonas edificables en la periferia.

En esa misma línea, los empresarios pidieron a los redactores del plan prudencia en la previsión de dotación de viviendas sociales, pues entienden que en Monforte hay una oferta amplia de pisos sin vender a precios asequibles.

Votación
1 votos