| óscar cela

Pinchan las ruedas de once camiones estacionados cerca de la estación de buses de Vilalba


Ocho camiones de una misma empresa aparecieron pinchados en una calle próxima a la estación de autobuses de Vilalba. En esta misma zona estaban aparcados otros tres vehículos pesados pertenecientes a otra empresa. Los autores de los destrozos en uno de ellos fueron captados por las cámaras de vigilancia del cuartel de la Guardia Civil, según señalaron fuentes informadas. Miembros del instituto armado examinaban las grabaciones para tratar de localizar a las personas que aparecían pinchando las ruedas de los vehículos.

Todo parece indicar que los daños en los camiones, que no fueron cuantificados y que están a la espera de que sean reparados, están relacionados con el último paro del transporte de mercancías por carretera. Este tipo de destrozos son habituales después de las movilizaciones del sector y se prolongan durante meses. El mismo día que la Plataforma en Defensa do Transporte, convocante del paro, dio por finalizado éste, ardió un camión en Coirós.

La mayor parte de los vehículos pesados que estaban estacionados en estos dos puntos de Vilalba estaban cargados para poder iniciar ayer por la tarde o en esta misma mañana la ruta asignada. Uno de los camiones, que salió el domingo, amaneció ayer ya en ruta, con las ruedas en el suelo. El resto, que tenían previsto iniciar viaje en la mañana de ayer no pudieron hacerlo porque tenían las ruedas pinchadas, en algunos casos, hasta cinco.

Retraso en las entregas

La reparación de los destrozos obligó a los propietarios de los vehículos a retrasar las entregas de las mercancías que en su mayoría estaban ya cargadas, hasta que se solucionara el problema.

Uno de los afectados señaló que desconocía la cuantía de los desperfectos causados en la ruedas hasta que estén reparadas. En algunos casos solucionaron reparando los pinchazos, en tanto que en otros fue necesario cambiar las ruedas. El transportista tenía previsto presentar ayer mismo la denuncia correspondiente en el cuartel de la Guardia Civil.

Los destrozos en vehículos durante el paro del transporte y posteriormente afectaron a autónomos y a empresarios que se sumaron oficialmente a las movilizaciones y a aquellos que no lo hicieron.

Lo ocurrido el fin de semana en Vilalba causó preocupación en el sector, pese a que suele ser normal que los posibles ajustes de cuentas y venganzas suelan arrastrarse meses y aparecer en lugares muy distantes de la Comunidad Autónoma.

Votación
2 votos
Etiquetas
Guardia Civil Transporte Comarca da Terra Chá Coirós Vilalba Comarca de Betanzos