Imagen:

Los iraníes acuden en masa a las urnas para elegir presidente

El bando ultraconservador denuncia infracciones electorales

Redacción / La Voz

Los iraníes se volcaron ayer en las elecciones presidenciales que enfrentan al moderado Hasán Rohaní y al ultraconservador Ebrahim Raisí. Tanto en Teherán como en todas las provincias del país hubo una gran afluencia de electores desde la apertura de los centros electorales, ante los que se repitieron durante todo el día largas colas. La alta participación obligó a prorrogar la votación hasta la medianoche local, algo que suele ser habitual. Cuatro horas antes del cierre, 30 millones de electores de los 56,4 inscritos habían votado, según varios medios. El Ministerio del Interior apuntaba que el porcentaje de participación debería rebasar el 72 %.

«La participación entusiasta de los iraníes en la elección refuerza el poder y la seguridad nacional», declaró Rohaní después de haber votado en Teherán. Su contrincante, Ebrahim Raisí, que votó en una mezquita de un barrio obrero del sur de la capital, auguró «una participación máxima».

Entre los votantes, Hadi, carpintero de 28 años, afirmó a AFP que incluso si «nada ha cambiado» en su vida con Rohaní, votaba igualmente por él «por las relaciones con el resto del mundo y nada más». Sin embargo, Mohamed Alí Serkani, de 23 años, futuro ingeniero, prefirió a Raisí porque, para él, «la cultura islámica, la economía y la ciencia son los sectores más importantes». El bando conservador presentó 219 denuncias a la comisión electoral por infracciones como «propaganda de algunos responsables y simpatizantes del Gobierno» a favor de Rohaní.

Votación
1 votos
Etiquetas
Teherán Mohamed Ali
Comentarios