Un ataque en Mali deja nueve cascos azules heridos y un muerto

La ofensiva, con morteros o lanzacohetes, ha tenido como objetivo un campamento de la ONU en Tombuctú; cuatro de los afectados se encuentran graves


Una persona no identificada murió y nueve cascos azules resultaron heridos este miércoles en Tombuctú, en el norte de Mali, durante un ataque con obuses contra un campamento de la ONU (Minusma), informó esta fuerza onusiana.

«El campamento de Minusma en Tumbuctú fue objeto de un ataque con morteros o lanzacohetes. El saldo provisional es de nueve cascos azules heridos, incluidos cuatro graves», afirmó la ONU, que precisó: «El ataque causó un muerto cuya identificación está en curso».

Además, nueve soldados malienses murieron este martes y cinco resultaron heridos en un ataque «perpetrado por terroristas» en el centro de Mali, según indicó el gobierno. Un grupo de yihadistas atacaron un convoy de suministro de carburantes del Ejército maliense que procedía de la localidad de Diabaly y que se dirigía hacia Namapala. Esta última ciudad, cerca de la frontera con Mauritania, alberga una guarnición del Ejército del país y ya sufrió varios ataques yihadistas, algunos de los cuales fueron reivindicados por el grupo Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI).

La emboscada fue tendida con el mismo modus operandi del Frente de Liberación de Macina, dirigido por el clérigo local Amadou Kouffa, y de Ansar Dine, fundado por Iyad Ag Ghali. El Frente de Liberación de Macina, Ansar Dine y Al Murabitún anunciaron el pasado mes de marzo su fusión bajo una sola entidad, el Grupo para la victoria del Islam y los musulmanes, liderado por el yihadista Ag Ghali.

Como resultado, al menos 20 supuestos yihadistas fueron detenidos este miércoles en el centro de Mali por su probable implicación. Los arrestados, entre ellos dos mujeres, fueron detenidos durante una amplia redada lanzada por el Ejército maliense en las localidades de Douna y Mougnoukana, en Mopti. Las fuentes explicaron que estos arrestos llevaron al descubrimiento de un importante arsenal de armas, pero sin ofrecer más detalles.

El Gobierno español condenó «con firmeza» el ataque terrorista. En un comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, trasladó a su vez sus condolencias a los familiares y compañeros de los militares fallecidos, así como a las autoridades y al pueblo maliense. También deseó una recuperación rápida y completa para los heridos. 

Votación
0 votos
Comentarios