El ministro del Interior francés contrató como colaboradoras a sus dos hijas adolescentes

Las menores, que entonces tenían 15 y 16 años, habrían cobrado unos 55.000 euros. Le Roux defiende la legalidad de los contratos alegando que se trata de «trabajos de verano»

.Bruno Le Roux
Bruno Le Roux

21/03/2017 16:26 h

El ministro del Interior de Francia, Bruno Le Roux, está siendo investigado por una serie de contratos que presuntamente habrían conseguido sus hijas, empleadas cuando eran menores de edad como colaboradoras en asesoría en la Asamblea.

Lo ha desvelado este lunes el programa Quotidien de la cadena francesa TMC, donde se ha explicado que las hijas de Le Roux se habrían beneficiado de 24 contratos como colaboradoras parlamentarias en la Asamblea mientras este era diputado. Las menores, que entonces tenían 15 y 16 años, habrían cobrado unos 55.000 euros.

Al ser preguntado acerca de estos contratos, Le Roux respondió, tratando de evadir la polémica, que se trata de una serie de «trabajos de verano» a los que sus hijas habrían accedido durante las vacaciones escolares. Aunque la edad mínima para trabajar en Francia es de 16 años, es legal contratar a menores durante las vacaciones escolares bajo ciertas condiciones. Así, el ministro defendió la legalidad de sus contratos y consideró normal que sus hijas trabajasen durante esos meses sin clase, algo que les permitirá enriquecer sus carreras.

TMC, sin embargo, señaló que algunos de esos contratos fueron firmados en periodos en los que las hijas de Le Roux estaban efectuando otras actividades, como prácticas becadas en el extranjero. En particular, la televisión revela que en uno de los periodos en los que una de ellas trabajó en el 2013 para su padre, estaba haciendo un trabajo becado en Bélgica. Otro contrato, que data del 2015, cubría fechas en la que la hija tenía clase en París. Le Roux contestó que muchas de las labores encargadas podían hacerse a distancia.

El caso de Le Roux sale a la luz apenas semanas después de que el semanario satírico Le Canard Enchainé destapase una serie de contratos ficticios de los que se habría beneficiado la esposa del candidato republicano a la Presidencia, François Fillon, Pénélope, quien habría cobrado presuntamente por trabajar como asesora para su marido cuando era diputado sin haber realizado dicho trabajo.

La Fiscalía gala analiza los contratos

Las revelaciones de la prensa han llegado ya a la Fiscalía Nacional Financier, que estudia los contratos de las hijas del ministro para determinar si hay materia para abrir una investigación. De momento, el asunto está en curso de «reflexión», señalan fuentes judiciales.

Esa Fiscalía, creada por el actual presidente, François Hollande para investigar los casos de corrupción, abrió una investigación al día siguiente de que la prensa revelara el empleo de Penelope Fillon como asistente parlamentaria de su marido, el actual candidato conservador a la Presidencia del país, François Fillon, investigación que desembocó en la imputación de Fillon por un presunto delito de malversación de fondos públicos.

Votación
1 votos
Comentarios