Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Donald Tusk confirma que «no hay acuerdo» con Londres tras cenar con Cameron

El presidente del Consejo Europeo y el primer ministro británico mantienen posturas alejadas sobre el encaje del Reino Unido en la Unión Europea

Efe 31 de enero de 2016. Actualizado a las 23:27 h. 3

Ampliar imagen

0
0
0
0

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha señalado a Sky News que «no hay acuerdo» entre Bruselas y el Reino Unido sobre las reformas de la UE que propone Londres, al abandonar su encuentro en Downing Street con el primer ministro británico, David Cameron. Cameron recibió a Tusk en su despacho oficial para celebrar una cena de trabajo, en la que ambos confiaban en acercar posturas sobre el encaje británico en el bloque y poder presentar un borrador al resto de líderes europeos, antes de la próxima cumbre del Consejo Europeo en febrero.

La cena sucede a la ronda de diálogos que Cameron  mantuvo el viernes en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y el del Parlamento Europeo, Martin Schulz. Al dejar esta noche Downing Street, menos de dos horas después de haber llegado, Tusk señaló al citado canal que continúa sin haber un acuerdo concreto, desenlace que, según los analistas, plantea dudas a la posibilidad de que Cameron pueda celebrar este verano su prometido referendo sobre la permanencia de su país en la UE.

Por su parte, en su cuenta de Twitter, el primer ministro británico comentó que tras haber mantenido una «buena reunión» con Tusk, el presidente del Consejo Europeo había acordado llevar a cabo otras «24 horas más de conversaciones antes de publicar el borrador del texto de renegociación del Reino Unido». En sus actuales negociaciones con la UE, Cameron busca que el Reino Unido tenga garantizado el acceso al mercado único; que Londres quede eximido de una mayor integración europea, que la UE ponga énfasis en la competitividad y que se restrinja el acceso de los comunitarios a las ayudas estatales.

Este último punto es el más polémico pues el político tory pide que los ciudadanos de la UE que quieran vivir en el Reino Unido deban trabajar cuatro años antes de acceder a las ayudas estatales. Según ha sugerido Bruselas, una posible solución a las demandas de Londres podría darse con un mecanismo de emergencia por el que, si el país demuestra que su sistema social sufre una carga imposible de asumir, podría activar ese freno durante cuatro años.

Precisamente, según había adelantado la BBC, Cameron habría buscado modificaciones a la propuesta del «freno de emergencia» que, para Bruselas, podría imponerse a los tres meses de haber sido solicitado, y si los estados de la UE están de acuerdo. En cambio, el primer ministro británico pretendía lograr garantías para que ese mecanismo entre en vigor inmediatamente después de la celebración del prometido referendo; pretende que ese mecanismo no tenga límites temporales, y se plantee como solución temporal al tiempo que se busca una más permanente.

En la agenda del líder tory se prevé también un viaje a Hamburgo el 12 de febrero para dar un discurso sobre su visión para Europa, en una visita en la que abordará el asunto también con la canciller alemana, Angela Merkel, según indicó Downing Street.

El equipo de Tusk se ha quedado en Londres a fin de seguir negociando con el Gobierno de Cameron una propuesta que pueda ser negociada por los jefes de Estado y de Gobierno y llevar a un eventual acuerdo en la próxima cumbre europea de los días 18 y 19 de febrero, indicaron a Efe fuentes comunitarias. Si en las próximas 24 horas hay un compromiso, el presidente del Consejo Europeo presentará la propuesta a los demás socios de Londres, agregaron.

Publicidad

Comentarios 0