Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El Gobierno colombiano y las FARC llega a un acuerdo para verificar la tregua

El mecanismo estará integrado por representantes elegidos por ambas partes y por un componente internacional

Redacción / La Voz, 19 de enero de 2016. Actualizado a las 22:22 h. 1

Ampliar imagen

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos, durante un encuentro con el enviado especial de Alemania para el proceso de paz con las FARC.

0
0
0
0

Un paso muy significativo que deja el final definitivo del conflicto civil de Colombia a expensas de la decisión última para sellar el acuerdo de paz. El Gobierno colombiano y las FARC acordaron ayer en La Habana un mecanismo para verificar el futuro alto el fuego bilateral y definitivo. La solución ideada por las dos partes pasa por una misión internacional bajo control de la ONU que se encargará de comprobar el abandono de las armas por parte de la guerrilla.

El mecanismo tendrá una composición tripartita y estará integrado por representantes elegidos por el Gobierno, por la guerrilla y por el citado organismo internacional, según informaron las partes en una declaración conjunta divulgada en la capital cubana. Según Efe, el Gobierno y la guerrilla acordaron también pedir a las Naciones Unidas que el grupo de verificadores internacionales esté formado por expertos civiles de países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La misión, que tendrá una duración de doce meses con posibilidad de prórroga si las partes lo estiman conveniente, iniciará sus labores una vez que se haya firmado el acuerdo para la paz. Estará presidida y coordinado por ese grupo internacional, que también tendrá facultades para dirimir controversias, realizar recomendaciones y presentar informes. La misión deberá verificar el abandono de las armas de acuerdo con «los términos y con las debidas garantías que se establecerán en los protocolos del acuerdo», afirma la declaración.

Ambas partes garantizan que los observadores internacionales gozarán de plenas garantías de seguridad.

Señal fuerte

La declaración, leída por representantes de Cuba y Noruega como países garantes del proceso de paz, fue celebrada por el jefe negociador del Gobierno de Juan Manuel Santos, para quien el paso dado allana el camino hacia el final del conflicto armado. El líder de la delegación de las FARC, Luciano Marín, alias Iván Márquez, afirmó por su parte que el anuncio «constituye una fuerte señal y una feliz premonición de que el proceso de paz de Colombia se encamina inexorablemente hacia la terminación».

El Gobierno colombiano y la guerrilla iniciaron la semana pasada en La Habana la etapa final del proceso que pretende poner fin al conflicto armado más antiguo de América Latina. Desde que se iniciaron estas conversaciones hace más de tres años, en noviembre del 2012, las partes han logrado cerrar ya cuatro de los cinco puntos que componen la agenda de este proceso de paz: reparto de tierras y desarrollo rural; participación política; drogas y narcotráfico; y reparación, verdad y justicia para las víctimas del conflicto.

En la mesa de La Habana solo queda por cerrar el último punto de la agenda, relativo al fin de la contienda. La vista se encuentra puesta en el próximo día 23 de marzo, el plazo que se dieron las partes para alcanzar un acuerdo definitivo de paz.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0