Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Los contactos mantenido por el Chapo para rodar una película autobiográfica facilitaron su captura

El capo fue detenido en un motel a las afueras de la localidad de Los Mochis, en el noroeste de México, donde se había refugiado para escapar de un operativo de la Marina

Europa PressMéxico, 10 de enero de 2016. Actualizado a las 01:18 h. 24

0
0
0
0

La Procuraduría General de la República mexicana (PGR) confirmó este sábado la intención de las autoridades mexicanas de extraditar al Chapo Guzmán a Estados Unidos. Una vez haya recibido la notificación, el narcotraficante tendrá tres días para plantear excepciones y 20 días más para probarlas, tras los cuales podrá ser extraditado. El Chapo fue detenido, reveló la fiscal general de México, Arely Gómez González, a raíz del descubrimiento de que el capo de las drogas había iniciado contactos con gente del mundo del cine para rodar una película. «Un aspecto que permitió precisar su ubicación fue el haber descubierto la intención de Guzmán Loera de filmar una película biográfica, para lo que estableció contacto con actrices, actores y productores», declaró Gómez en un acto, antes de la presentación del detenido a los medios de comunicación.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, confirmó el viernes que las fuerzas de seguridad habían arrestado al narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán, fugado en julio del año pasado de una cárcel de máxima seguridad. «Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido», publicaba Peña Nieto en su cuenta de Twitter, sin entrar en más detalles sobre el arresto. En un tuit posterior, el mandatario expresaba su «reconocimiento» a los cuerpos de seguridad «por este importante logro en favor del Estado de Derecho».

El capo fue detenido en un motel a las afueras de la localidad de Los Mochis, en el noroeste de México, donde se había refugiado para escapar de un operativo de la Marina motivado por una denuncia ciudadana. Según las fuentes, el líder del cártel de Sinaloa logró huir por el sistema de alcantarillado de una casa ubicada en el barrio de Scally junto con Orso Iván Gastelum Cruz, tras un intenso tiroteo con las fuerzas de seguridad mexicanas que se saldó con cinco delincuentes muertos, seis detenidos y un marino herido. Ambos recorrieron un tramo por el alcantarillado y luego en algún punto se apoderaron de un vehículo y llegaron hasta el motel, donde horas después fueron capturados, dentro de una operación terrestre y aérea de la Marina a partir de una denuncia ciudadana.

El Gobierno estadounidense recordó, tras capturar al narcotraficante, que su práctica habitual es pedir la extradición de individuos que, como él, enfrenten cargos en Estados Unidos y sean detenidos en otro país. «Puedo confirmar que la práctica de Estados Unidos es buscar la extradición cuando las personas acusadas de cargos en Estados Unidos son aprehendidos en otro país», dijo a Efe el portavoz del Departamento de Justicia de EE.UU., Peter Carr.

El Chapo es uno de los narcotraficantes que más droga ha hecho circular dentro de Estados Unidos y, por ello, tiene varias cuentas pendientes con la Justicia en tribunales federales Arizona, Texas, California, Illinois, Florida y Nueva York, donde enfrenta decenas de cargos por narcotráfico y lavado de dinero. 

Seis meses fugado

El fundador del cártel de Sinaloa se fugó la noche del 11 de julio de una cárcel de máxima seguridad, gracias a un túnel de un kilómetro de longitud que llegaba hasta su celda. Su huida menos de cinco meses después de ser detenido puso en evidencia a las autoridades mexicanas y las críticas se extendieron también al Gobierno de Enrique Peña Nieto. El presidente llegó a asumir públicamente el error y, en el marco de las investigaciones abiertas sobre la huída, las autoridades detuvieron a más de una treintena de personas.

El Chapo ya había logrado escaparse anteriormente de prisión, en el año 2001, por lo que el de este viernes sería su tercer arresto. Guzmán tiene cuentas pendientes tanto con la Justicia mexicana como con la estadounidense, que había pedido su extradición.

Publicidad

Comentarios 0