Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Japón no detecta niveles mayores de radiación tras la prueba atómica norcoreana

Tampoco se encontró rastro de materiales radiactivos en el anterior ensayo, lo que podría indicar que el país selló completamente los túneles donde tuvo lugar la detonación

EFE 07 de enero de 2016. Actualizado a las 16:17 h. 1

Ampliar imagen

0
0
0
0

La Autoridad de Regulación Nuclear de Japón (NRA) ha informado este jueves de que no ha detectado variaciones en los niveles de radiactividad en el aire tras la prueba nuclear que Corea del Norte dijo haber llevado a cabo el miércoles. Ni yodo ni cesio han sido encontrados en las muestras de polvo recogidas por aviones de sus Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) a una altura de entre 3 y 10 kilómetros sobre Japón.

Este test para medir restos de materiales radiactivos en Japón se llevó a cabo después de que Pyongyang anunciase en la televisión pública norcoreana que había ejecutado su primer ensayo nuclear con una bomba de hidrógeno, un extremo que, de momento, no ha sido confirmado por los expertos.

El hallazgo en el aire de rastros de materiales radiactivos ofrecería información sobre la naturaleza de la prueba nuclear supuestamente llevada a cabo por Pyongyang. No obstante, en el último ensayo atómico norcoreano del 2013 los aviones de reconocimiento no encontraron rastros de este tipo, lo que podría indicar que el país comunista selló completamente los túneles donde tuvo lugar la detonación. El regulador anunció, además, que los 300 puestos de medición ubicados en territorio nipón no detectaron irregularidades en los niveles de radiación entre la tarde del martes y la madrugada del miércoles al jueves. 

El anuncio de Pyongyang sobre este ensayo nuclear, el cuarto en la historia de Corea del Norte, ha provocado la condena internacional, así como la convocatoria de una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU que anunció que adoptará «medidas significativas». 

Apoyo de EE.UU a Japón y Corea del Sur

Barack Obama reiteró este miércoles el apoyo de su país a Corea del Sur y Japón. En una conversación telefónica con su homóloga surcoreana, Park Geun Hye, Obama expresó el compromiso de Estados Unidos con la seguridad del país, según ha informado la Casa Blanca a través de un comunicado. Asimismo, ambos mandatarios han acordado trabajar «en una respuesta internacional unida y firme ante el comportamiento desaprensivo por parte de Corea del Norte». También ha mantenido Obama una conversación con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe. El comunicado de la Casa Blanca es idéntico para ambas conversaciones. 

Seúl retoma la propaganda contra Pyongyang

Corea del Sur, por su parte, reanudará a partir del viernes la emisión de propaganda contra el régimen norcoreano mediante altavoces en la frontera que separa a los dos países en respuesta al ensayo nuclear, según ha anunciado la oficina de la presidenta surcoreana, Park Geun Hye. Esta prueba supone una «grave violación» del acuerdo alcanzado el pasado mes de agosto entre los dos países para aliviar la tensión y mejorar las relaciones, ha denunciado en un comunicado Cho Tae Yong, responsable de seguridad nacional en la Presidencia. «Nuestro Ejército está en estado de plena disposición y si Corea del Norte lleva a cabo una provocación, habrá un firme castigo», ha prometido el surcoreano.

Las dos Coreas intercambiaron disparos de artillería el pasado mes de agosto después de que Pyongyang reclamara el fin de las emisiones de propaganda mediante altavoces. Ambos países negociaron una salida a la disputa con un acuerdo para mejorar los lazos que incluyó la cancelación de dicha propaganda.

Rusia también condena el ensayo

El viceministro de Exteriores ruso, Ígor Morgulov, coincide con el representante especial de EE.UU. para Corea del Norte, Son Kim, a la hora de denunciar que las acciones de Pyongyang «son una abierta violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU». Ambos han abordado este jueves, durante una conversación telefónica, el impacto que el ensayo puede tener en el arreglo de la crisis nuclear en la península coreana, negociaciones en las que ambos países participan desde el 2003.

Al respecto, Rusia insistió en que no hay alternativa a dichas negociaciones a seis bandas -China, Japón, ambas Coreas, Rusia y EE. UU.- y llamó a «evitar pasos que puedan provocar un aumento del potencial de conflicto en la región». Moscú, cuya Cancillería ya exhortó este miércoles a la calma para evitar una escalada de la tensión en la península, analiza los datos técnicos del lanzamiento para corroborar que se trató ciertamente de una prueba de una bomba de hidrógeno.

Precisamente, Rusia, que comparte apenas 20 kilómetros de frontera terrestre con Corea del Norte, había incrementado en los últimos años la cooperación con Pyongyang tras dos décadas de estancamiento desde la caída de la URSS. Eso sí, el Kremlin condenó en su momento los anteriores ensayos nucleares efectuados por Corea del Norte en el 2006, el 2009 y el 2013.

Publicidad

Comentarios 0