Ariel Castro, el secuestrador de Cleveland, encontrado muerto en su celda

Fue condenado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional el pasado 1 de agosto

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
AARON JOSEFCZYK | REUTERS
AARON JOSEFCZYK | REUTERS

Ariel Castro, condenado a cadena perpetua por el secuestro y violación de tres jóvenes de Cleveland (Ohio, EEUU) durante una década, ha sido encontrado muerto en su celda, informaron hoy las autoridades penitenciarias.

Los funcionarios de la cárcel de Orient, Ohio, encontraron a Ariel Castro, de 53 años, ahorcado en su celda hacia las 21.20 hora local del martes. En un comunicado, la Oficina de prisiones de Ohio precisó que ha abierto una investigación sobre el suceso.

El secuestrador de Cleveland estaba bajo protección especial lo que significa que permanecía en una celda solo y era objeto de una vigilancia estrecha con rondas escalonadas cada 30 minutos, explica el comunicado. Nada más encontrarle, el personal médico de la prisión intentó reanimarle. Trasladado al centro médico de la Universidad del estado de Ohio, fue confirmada su muerte.

Condena a cadena perpetua

Castro, de origen puertorriqueño, recibió una condena a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional el pasado 1 de agosto por el cargo más grave al que se enfrentaba, el de homicidio agravado, por supuestamente golpear a una de las mujeres durante el cautiverio hasta causarle un aborto.

Por el resto de los casi 1.000 cargos, entre ellos cientos por violación, recibió varias condenas consecutivas que sumaban otros 1.000 años más en prisión.

La sentencia respondió al acuerdo de culpabilidad que su defensa acordó con la fiscalía para que el secuestrador de Cleveland se librara de la pena de muerte.

«Usted separó a tres mujeres de sus familias y sus comunidades, las hizo esclavas y las trató como si no fueran personas», dijo el juez Michael J. Russo a Castro al anunciar la sentencia y considerarla «proporcional» al «daño» realizado por el exconductor de un autobús escolar.

Las tres mujeres, Michelle Knight, Amanda Berry y Gina DeJesús, fueron secuestradas por Castro en los años 2002, 2003 y 2004, y recuperaron la libertad en mayo pasado.

Michelle Knight fue la única que compareció durante el juicio contra Ariel Castro. «Me arrebataste once años de mi vida y ahora los recupero». «He pasado once años en el infierno y ahora su infierno acaba de comenzar», dijo la joven en la audiencia. La «casa de los horrores» donde Ariel Castro mantuvo retenidas las tres mujeres fue demolida por las autoridades como parte del acuerdo judicial.