El grupo de Grillo reta a Bersani y a Berlusconi a votar su investidura

El PD le dice que no puede escapar de su responsabilidad con un chiste

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
El presidente italiano, Giorgio Napolitano, y la canciller alemana, Angela Merkel, conversan en Berlín. TOBIAS SCHWARZ reuters

Con una propuesta inesperada, ayer el grupo de Beppe Grillo se ofreció para salir del punto muerto en el que ha entrado Italia tras los resultados electorales: «Si es tan importante para PD y PdL la gobernabilidad, siempre pueden votar la confianza al primer Gobierno M5E», escribió en un tuit.

Es una respuesta a los miles de mensajes que llegan a su blog pidiendo apoyar al Partido Democrático, de Pier Luigi Bersani. «Mejor eso que un Gobierno con Silvio Berlusconi», dicen muchos votantes. Una discusión que podría provocar escisión en el Movimiento 5 Estrellas, que hasta ahora ha seguido ciegamente la línea marcada por Beppe Grillo.

La respuesta de Bersani no se hizo esperar: «Como nosotros respetamos a los electores, también Grillo los tiene que respetar. Los números los ve también él y no puede pensar en escapar de sus responsabilidades con un chiste».

Siguiendo la línea de Grillo, ayer escribía en el blog uno de sus más fieles seguidores, Claudio Messora, quien, dirigiéndose a los miembros del grupo los alecciona: «No dejaros engañar y poner, con lucidez, cada pieza en su sitio. No podéis votar a quien es corresponsable del estado en el que está este país».

Messora también ha criticado la petición que apareció en Internet de la joven Viola Tosi en la que pedía a Grillo el apoyo para un Gobierno de Bersani. Tosi ha sido acusada de militar en el Partido Pirata «que conspiraba contra el M5S para destruirlo».

Precisamente, ese es el riesgo que corre. Cada vez son más las voces discordantes con Grillo, quien, por otra parte, no fue candidato, por lo que no será ni diputado ni senador. Por tanto, no se sabe quién sería el elegido para primer ministro, tampoco tiene mayoría en el Congreso y, además, el presidente de la República es habitual que proponga la formación de Gobierno al partido más votado. El M5S es la tercera fuerza.

Quien también parece desmarcarse es su propio candidato a la presidencia del país, el premio Nobel Dario Fo, quien declinó su oferta por su edad, 86 años, y sugirió a Carlo Petrini, el creador del movimiento Slow Food en defensa de la agricultura y la alimentación. «Es un personaje grandísimo y activo en mucho frentes. Sabría hacerlo bien».

Pero Fo fue más lejos al valorar qué deben hacer por la gobernabilidad del país. «No es necesario que el M5E entre en el Gobierno para cambiar el país», y propone: «Se dice al Gobierno, nos ponemos de acuerdo juntos sobre los asuntos a resolver y que no haya trucos a favor de nadie sino soluciones a favor de la comunidad».

Grillo sí tuvo palabras de apoyo para Giorgio Napolitano. «Mi presidente de la República», le dice, por plantar al socialdemócrta alemán Peter Steinbrueck tras llamarlo payaso a él y a Silvio Berlusconi.