El régimen cubano devuelve a la Iglesia bienes incautados

La decisión forma parte de una política nacional de acercamiento

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Raúl Castro, con dos altos cargos de la Iglesia cubana al poco de suceder a su hermano. Sven Creutzman efe

Las autoridades de la provincia de Granma, en el sureste de Cuba, devolvieron a la Iglesia Católica dos edificios y un terreno, como parte una política del presidente Raúl Castro de restituir bienes de esa institución nacionalizados por el régimen en 1961. Uno de los inmuebles devueltos es el antiguo Colegio Divina Pastora de la ciudad de Bayamo, donde ahora funciona la escuela pública primaria Manuel Ascunce.

Es un gesto «totalmente positivo», que la Iglesia acoge «con mucho beneplácito», declaró Alvaro Beyra, obispo de la diócesis de Bayamo-Manzanillo, Granma. Además de la restitución de los inmuebles, el gobierno provincial entregó a la Iglesia un solar para levantar un templo en un lugar que «hoy en día no tiene atención religiosa o la tiene muy deficiente precisamente por falta de infraestructura», agregó Beyra.

El año pasado el Gobierno comunista devolvió al Arzobispado de La Habana la capilla de la antigua Universidad de Villanueva, que está muy deteriorada y debe ser restaurada.

A mediados de 1961, después de derrotar la invasión de Bahía de Cochinos y declarar el socialismo en Cuba, Fidel Castro nacionalizó la educación, decisión que, según el historiador Augusto Montenegro, significó que pasaran a manos del Estado 339 escuelas católicas y las universidades de Villanueva y La Salle, en La Habana. La medida, que afectó también a colegios evangélicos y laicos, privó a la Iglesia de su principal fuente de ingresos, así como de algunos templos y capillas que había en esos centros de estudio.

Fue la época de mayor enfrentamiento entre la Iglesia y el Gobierno comunista, pero medio siglo después Raúl Castro inició en 2010 un diálogo con la Iglesia, cuyo primer resultado fue la excarcelación de más de 130 presos políticos, así como dar mayor espacio a la labor pastoral de los obispos.

«No he hablado con los demás obispos. Yo no sé si ha habido alguna devolución en otra diócesis pero supongo que es una decisión nacional», dijo el obispo Beyra.

El sacerdote José Félix Pérez, secretario ejecutivo de la Conferencia de Obispos de Cuba, desveló que hace unos meses la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista les comunicó la disposición de devolver algunos inmuebles nacionalizados. «Se acordó que se tratará bilateralmente en las provincias» entre cada obispo y el gobierno local, aclaró Pérez, quien señaló que hasta esta la fecha «no tenemos información de que se haya producido de hecho otra devolución».

Según Beyra, «las otras diócesis tienen que haber presentado muchas más reclamaciones que aquí, porque esta diócesis es bastante pobrecita. No tengo idea pero imagino que en La Habana tiene que haber muchísimas más».