Tres caníbales detenidos en Brasil que hacían empanadas con sus víctimas

Los sospechosos son miembros de la secta «Cartel»

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Un hombre y dos mujeres fueron arrestados en Guaranhuns (Pernambuco, nordeste de Brasil) sospechosos de haber matado, descuartizado y comido pedazos de carne de al menos dos mujeres para «purificar su alma», dijo el viernes la policía local. Según el diario brasileño O Globo, los detenidos preparaban la carne de sus víctimas en empanadas.

Los tres acusados, Jorge da Silveira e Isabel Pires, ambos de 51 años, y Bruna da Silva, de 25 años, integraban una secta denominada Cartel que busca purificar el mundo y reducir la población, informó el portavoz de la policía local, Democrito Honorato.

El objetivo de los acusados, añadió, era matar a tres mujeres por año.

«Los detalles de las acciones del trío, con dibujos y explicaciones del canibalismo. fueron encontrados en un libro de 50 páginas escritas por Da Silveira, un hombre diplomado en educación y cinturón negro de karate», dijo Honorato.

El libro, titulado «Las relaciones de un esquizofrénico», indica actos de canibalismo. «Los tres comieron la carne de sus víctimas para purificar su alma», dijo el policía.

Dos cuerpos fueron encontrados en el jardín de la casa que ocupaban los tres detenidos, y podrían ser los de dos mujeres recientemente desaparecidas: Alexandra Falcao, de 20 años, y Gisele da Silva, de 30, que hace un tiempo fueron vistas en las inmediaciones.

El jueves vecinos de los tres detenidos le prendieron fuego a la casa.

Una de las sospechosas, Bruna da Silva, confesó que tenía el nombre de la mujer que el grupo habría asesinado en 2008, Jessica Pereira, en la vecina ciudad histórica de Olinda. Y una niña de cinco años encontrada con el trío sería hija de esa mujer, indicó la policía.

El grupo atraía a sus víctimas «proponiéndoles un trabajo de niñera bien remunerado, y las elegía porque un espíritu les advertía que eran malas personas», dijo Honorato.

El comisario a cargo del caso, Welsey Ferandes, declaró a la prensa que los tres detenidos tenían previsto asesinar a otra mujer en otra ciudad vecina, Lagoa de Ouro, y no descartó que hubiera otras víctimas.

Saber más...
#