Merkel pone a prueba su «teflón» en los comicios regionales

El estado de Sarre abre hoy un año electoral complejo para la canciller

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Angela Merkel se ganó el apodo de canciller teflón por su capacidad para hacer que los problemas le resbalen. La serie de elecciones regionales que comienza hoy en Alemania la obligará a demostrar otra vez ese envidiado don.

Las encuestas anuncian que su Unión Cristianodemócrata (CDU) puede quedar fuera de otros tres gobiernos locales tras las elecciones en Sarre (hoy), Schleswig-Holstein (6 de mayo) y Renania del Norte-Westfalia (una semana después). Y la situación es aun más dramática para sus socios en la coalición nacional, los liberales del FDP, que directamente luchan por evitar su extinción.

«Las elecciones de Sarre: ¿comienza el ocaso de Merkel?», se preguntaba ayer en un artículo la edición alemana del The Wall Street Journal. El pequeño estado del suroeste adelantó sus elecciones después de que la primera ministra Annegret Kramp Karrenbauer, de la CDU, expulsara al FDP de la coalición que formaban los dos partidos junto con los Verdes.

Esa ruptura dejará el Land casi con seguridad en manos de una gran coalición entre la CDU y los socialdemócratas (SPD). Los votantes elegirán sobre todo cuál de los dos partidos pondrá el jefe de Gobierno.

Más peso tendrán los comicios en Schleswig-Holstein (norte), donde SPD y Verdes parten como favoritos para gobernar en coalición.

Votación clave

Pero la votación clave tendrá lugar el 13 de mayo en Renania del Norte-Westfalia, en el oeste. El estado federado más poblado de Alemania es prácticamente un país en sí y su elección tendrá un fuerte impacto en la carrera a las nacionales del 2013. El entonces canciller Gerhard Schröder tuvo que adelantar en el 2005 las elecciones generales -que luego perdió ante Merkel- después de que su SPD fuese derrotado en las regionales de ese Land.

Ahora las encuestas pronostican otra victoria de SPD y Verdes. Ambos gobernaban ya en minoría, pero aprovecharon su incapacidad para sacar adelante el presupuesto regional para desatar una crisis de gobierno y adelantar las elecciones. Si se cumple lo previsto, la CDU seguiría fuera del gobierno de este Land clave. Pero será peor para los liberales, que al parecer perderán su representación en el Parlamento regional.

Los analistas coinciden en que esa nueva debacle costaría la cabeza del jefe del FPD, Philipp Rösler. Y Merkel perdería así a su vicecanciller y ministro de Economía. No sería el único vacío en el Ejecutivo: el ministro de Medio Ambiente, Norbert Röttgen, quiere ser candidato de la CDU en el Land. Dejaría así vacante otro puesto clave, con Alemania en pleno giro en la política energética tras el abandono de la energía atómica hasta el 2020.

«El trabajo a nivel nacional es independiente del trabajo en los estados federados», se apresuró a aclarar Merkel ante la serie de elecciones tan imprevistas como inoportunas. Pero muchos se preguntan si la canciller será capaz de sostener el Gobierno hasta el 2013 con un socio virtualmente exterminado y después de tres tropiezos seguidos a nivel regional. Pero Merkel apenas acusó el golpe de las dolorosas derrotas regionales del 2011. ¿Volverá a lograrlo este año la canciller teflón?

Merkel, esta semana en una sesión en el Bundestag. T. SCHWARZ reuters
Saber más...