Recuerdo del peor tsunami del siglo XXI

Cuando se cumplen seis años del maremoto, aún hay padres que buscan a sus hijos desaparecidos ese día.


Los indonesios conmemoran hoy el sexto aniversario del tsunami que mató a unas 230.000 personas en una docena de países, la mayoría de ellas en Indonesia, mientras la ONU destaca los avances conseguidos en la reconstrucción.

La región indonesia más castigada, donde poblaciones costeras desaparecieron barridas por las olas, fue la provincia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra, en la que pocos de los cuatro millones de habitantes de su población no perdieron ese día un familiar o un amigo.

Entre otros actos, estudiantes acehnenses, japoneses e indonesios han plantado en este aniversario flores de papel, a imitación de las que florecen en los cerezos durante la primavera, con mensajes escritos para las víctimas del tsunami.

Fueron unos 164.000 los muertos en Indonesia, de los que en torno al 21 por ciento representa el número de personas desaparecidas y de las que nunca más se volvió a saber.

Pasados seis años, aún hay madres y padres aferrados a la esperanza de volver a ver algún día al hijo que se desvaneció aquel 26 de diciembre de 2004, también un domingo, como hoy.

Banda Aceh, la capital provincial, quedó en ruinas y presentaba un paisaje desolador a quienes entraban con asistencia humanitaria, con casas derruidas por doquier, embarcaciones en las calles y muertos por todas partes.

«Nunca había presenciado algo semejante. Es increíble», expresó en su día el ex presidente estadounidense George Bush padre cuando, acompañado de Bill Clinton, visitó la «zona cero» para evaluar las necesidades, y eso que ya habían pasado dos meses desde el sismo.

Más sufrió la costa occidental de Aceh, frente a cuyo litoral se localizó el fuerte seísmo que originó el tsunami y donde golpearon con más fuerza las olas.

Se salvaron aquellas personas que se encontraban a cientos de metros tierra adentro.

En el sur de Tailandia, donde hubo 5.395 muertos, incluidos 2.248 extranjeros de 37 naciones, y 2.817 desaparecidos, si pudo hacerse una reconstrucción detallada de lo acontecido.

Unos minutos antes de las ocho de la mañana golpeó el terremoto de 9,1 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, una hora y cuarenta minutos después el mar de Andaman, que baña la costa tailandesa, retrocedió un centenar de metros y cinco minutos más tarde golpeó el primer tsunami, con olas de hasta siete metros.

A los veinte minutos llegó la segunda tanda, con olas de hasta diez metros, y remató un tercer envite, con olas de cinco metros, diecisiete minutos después.

Los acehnenses que vivían frente al epicentro del sismo no dispusieron de tanto tiempo como los tailandeses para prepararse o darse cuenta de lo que se avecinaba.

Indonesia, India, Sri Lanka y Tailandia quedaron, por el número de muertos, como los lugares más afectados y donde primero recaló la asistencia internacional.

Votación
5 votos
Etiquetas
Bill Clinton India Indonesia Naciones Unidas Tailandia Terremoto ONU Tsunami Sumatra