Agreden a Berlusconi tras un mitin

El primer ministro italiano recibió un golpe con una reproducción en miniatura de la catedral de Milán. El atacante fue detenido.


El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, resultó herido en Milán, tras sufrir una agresion al termino de un mitin celebrado en la plaza del Duomo, y tuvo que ser ingresado en un hospital sangrando por la boca. Inmediatamente después de la agresión, el mandatario fue trasladado en su coche oficial al hospital San Raffaele de la capital lombarda, donde se le realizó un tac y los médicos decidieron mantenerle durante 24 horas bajo observación, tras lo que se prevé un tiempo de recuperación de 20 días.

Berlusconi, que en todo momento estuvo consciente y que al salir de urgencias con una bolsa de hielo en la boca para ser trasladado a una habitación del centro médico dijo encontrarse bien, presenta, según el diagnóstico de los médicos, una pérdida copiosa de sangre, una lesión lacero-contusa interna y externa en el labio superior, así como daños en los dientes y una fractura en el tabique nasal.

Tras el suceso, que se produjo poco después de las 17.30 al acercarse Berlusconi a saludar a la gente tras el mitin, la policía detuvo al supuesto agresor, que, según fuentes policiales, es un hombre de 42 años sin antecedentes penales de nombre Massimo Tartaglia. Agentes de la Policía, que descartan que el incidente tenga vínculos con algún grupo de extremismo organizado, condujeron al detenido a la comisaría para el interrogatorio y, según fuentes de la investigación, se encuentra en tratamiento psicológico desde hace diez años en un hospital de Milán.

Los hechos se produjeron al bajar Berlusconi del estrado del mitin de su partido político, el gobernante Pueblo de la Libertad (PDL), retransmitido en directo por la televisión, y acercarse a saludar a la gente, donde el agresor aprovechó para golpearle con un objeto contundente, concretamente una reproducción de la catedral de Milán.

Condenas

Inmediatamente despues de la agresión, los principales líderes políticos italianos, de uno y otro signo, salieron a condenar los hechos, que llegan tras varios meses en los que Berlusconi se ha visto envuelto en polémicas personales, políticas y judiciales.

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, expresó a través de un comunicado de prensa su «más firme condena» a la agresion contra Berlusconi, al que transmitió su solidaridad.

Votación
25 votos